LOS NUESTROS

Nekane Jurado. Economista

En solidaridad con Juanjo Basterra

JUANJO BASTERRA

“En el tiempo real, en la historia, cada vez que un ser se enfrenta con diversas alternativas opta por una y pierde las otras” (jorge Luis Borges)

La Izquierda Abertzale Oficial (IAO), con su giro de estrategia, optó por una vía que cada día es más nítida, y no solamente se alejó de la lucha social y de clase, sino que está a la caza de quienes no claudicamos en el logro de la Independencia y el Socioecofeminismo, no felicitamos a Trump, no sostenemos en el gobierno al partido que creó a los GAL e impuso el relato de Garzón sobre toda disidencia. Tratan de silenciar y apartar todo el que no haya girado con ellos, y lo hacen así para no verse fotografiados en su distanciamiento con los valores revolucionarios que han sustentado la resistencia de este pueblo en las últimas cuatro décadas del

  1. XX.

Decisión tras decisión la IAO ha optado por el camino fácil, el mismo que transita el PNV, contar votos y decir “los votos me avalan, el tiempo de las utopías por la verdadera justicia social no son de este nuevo siglo”. Han entrado en “la gestión” quieren gestionar lo público, no transformar, no revolucionar. Gestionar trasladando los asientos de padres a hijos, lo vemos en todas sus estructuras, partido, sindicato, periódico, fundaciones, la familia es lo primero, y en esas estructuras podemos rastrear las sagas familiares.

Por esto somos tan molestos los que seguimos obstinados en cambiar de raíz esta estructura patriarcal-capitalista. El capitalismo es el diseño del patriarcado frente al comunalismo de las matrias. No nos podemos autoproclamar feministas sin ir contra la raíz del capital. He vivido en mis propio ser la acusación infame y falsa a la que me ha sometido el feminismo de la IAO, apoyado por todas sus estructuras, para apartarme de ser portavoz de la verdadera y única alternativa que es el socioecofeminismo, un feminismo radicalmente anticapitalista y enraizado en Amalurra, en la matria.

He visto en este tiempo mucha gente luchadora histórica difamada, apartada, silenciada, no por el enemigo político histórico, sino por las personas que consideraba las “suyas”. El método utilizado por la IAO no es nuevo, en el libro “Los Nuestros” (1937), la considerada mejor periodista roja de la historia, Elizabeth K. Poretsky, describe con todo detalle la persecución que sufrió una generación de revolucionarios abnegados y entregados en cuerpo y alma a la causa del socialismo. No lo hacían por dinero, ni por prestigio ni por la gloria; entendieron el momento histórico y respondieron a él con su militancia extremadamente difícil, que exigía el paso a la clandestinidad y la ruptura de vínculos con viejos camaradas, amigos y familiares, como parte de un sólido compromiso con los oprimidos. Y la persecución se realizó por orden y ejecución de sus “antiguos camaradas”

El libro “Los Nuestros” narra toda la persecución e incluso muerte que sufren estos luchadores que siguieron con su ideal socialista. Es un veredicto inapelable contra

el “cambio de rumbo y estrategia” de Stalin que aniquiló la Revolución de Octubre y la Internacional Comunista.

Los estrategas de la IAO ya no necesitan conocer los clásicos que nos señalaba Argala, les basta con poner en práctica toda la estrategia de aniquilación personal que relata “los Nuestros”. Juanjo Basterra es su última victima, por ahora.

Conocí a Juanjo Basterra a finales de los años ochenta. Como miembro del Área Nacional de Socioeconomía de Herri Batasuna (fui parte del grupo promotor de esta área creada en 1988), fui responsable en la Mesa de Herrialde de Araba de dicho Área (nunca fui liberada y realizaba estas funciones después de cumplir mi jornada laboral de ocho horas en el Gobierno Vasco), y desde esta militancia viví la Segunda Reconversión Industrial impuesta por la UE y acatada por los gobernantes vascos (1992). Esta reconversión golpeó fulminantemente el eskualde de Aiara, en Amurrio y sobre todo en Laudio el movimiento obrero dejó grabado para la historia y aprendizaje de la generación actual una lucha compacta, barricadas, fuego, lucha cuerpo a cuerpo contra los cuerpos de represión que protegían al capital y a sus élites gestoras.

Y en esta larga agonía obrera de Aiara nació, creció y se consolido mi amistad con Juanjo Basterra, implicado en todo su ser en esta lucha como vecino de Laudio, como periodista, como hijo y amigo de obreros, como militante revolucionario. De él fue la idea de los “cafés-tertulias” de formación y debate, con el formato de una gran mesa en la que me invitaba a exponer que otro modelo económico era posible frente a los dictados de la Europa de los mercaderes. Juntos recorrimos Aiara con el formato, que el trabajaba con esmero previamente.

Fui testigo de cómo se consolidaba su pasión por la economía, buscaba las fuentes originarias para elaborar él mismo la explicación del dato, no los tomaba y replicaba sin más de los canales de información económica previamente elaborados por el poder.

EGIN creció como elemento de información y formación (siguiendo la misma máxima que seguía el equipo de Investigación de Pepe Rey, y el propio Juanjo: informar para formar, formar para transformar). Un medio así no podía ser tolerado por el poder y EGIN fue cerrado y encarcelado su Consejo de Dirección. Juanjo Basterra se quedó en la calle, sin paro, sin indemnizaciones, sin nada. En aquel momento tenía un hijo de cortísima edad y no había otros ingresos en su hogar, pudo buscar alternativas, pero su militancia era firme. La mañana siguiente de su cierre, los trabajadores y trabajadoras de EGIN sacaron una nueva publicación diaria, “Euskadi Información” como forma de cubrir el vacío comunicativo causado, con Juanjo Basterra cubriendo economía, y todo esto sin cobrar nada, como forma de lucha y resistencia periodística.

Al mismo tiempo, miles de militantes abertzales hicimos posible la iniciativa Egingo dugu de la que surgió la Fundación Baietz para recaudar los fondos para crear un nuevo periódico. Queríamos un nuevo EGIN y eso pensábamos que sería GARA cuando comprábamos sus acciones (100.000 pesetas por acción, poseo una) pero no sabíamos que GARA era un transgénico y como todo transgénico se muestra estéril en su madurez.

Juanjo se entregó a GARA con pasión renovada, sus trabajos de economía son joyas de hemeroteca, trabajaba los temas no como simple periodista sino en  profundidad de economista. Sus largos meses de extrema precariedad económica lo hicieron muy empático con la pobreza y la exclusión social, con el paro, con las necesidades socioeconómicas en general. Él no se contentaba con retratar la pobreza en Euskal Herria sino que buscaba las causas, las exponía y denunciaba a sus causantes, esto es un periodismo de clase, de formación para la lucha y transformación social  y esto molestaba a la IAO, que buscaba el acomodamiento  en la gestión de lo público. Juanjo fue apartado de la sección de economía y pasado a Agenda. La economía en GARA se ha ido quedando relegada a dos míseras páginas del periódico, con descripciones de informaciones de datos oficiales, la mayoría de las veces distribuidos por Agencias de Prensa como EFE. Y por supuesto como mínimo un cuarto de este espacio dedicado diariamente a las cotizaciones de Bolsa y valores cotizados, como si todos fuésemos capitalistas y esa sea la información diaria imprescindible.

Ante este cambio Juanjo Basterra siguió trabajando la información económica en medios digitales como “El periodista Canalla” del que era colaborador. Juanjo ha seguido cubriendo de forma militante cualquier conferencia económica crítica, cualquier acto de los grupos sociales que trabajan por visibilizar la pobreza y la exclusión, por lo que no bastaba dejarlo oculto en el apartado Agenda, había que despedirlo, y no en cualquier momento, sino en el que aprovechando la pandemia de COVI-19, alude “causas económicas”, para hacer “procedente” el despido y ahorrarse parte de la indemnización. Por supuesto que Juanjo no ha aceptado los motivos alegados por GARA para despedirlo. Y todo esto con el silencio cómplice de LAB.

A partir de aquí ni LAB, ni GARA, están éticamente legitimados para criticar a la avalancha de empresas que utilizando este mismo motivo de “causas económicas COVI-19” van a sembrar de paradas y parados Euskal Herria. Y si Sortu-Bildu guarda silencio cómplice ante esto tampoco podrá criticar el camino en el que masivamente va a entrar el duro capitalismo vasco, cuando “su periódico” se ha adelantado en la práctica del método.

Juanjo, fuerza y ánimo ante esta represión. El libro “Los Nuestros” muestra claramente como la represión ejercida por nuestros antiguos compañeros, contra todos aquellos que no se someten a la dejación de la lucha, solamente la sufren los no doblegados. Ellos, el entramado de la IAO, con sus acciones van esclareciendo quien es quien en este baile de máscaras que iniciaron con el comienzo del S. XXI.

Solo me queda pedir DIGNIDAD a los “inversores” de GARA. Unirnos todos los que tenemos acciones de GARA y en voz baja, y somos ya legión, afirmamos que nos robaron GARA, y con él el sueño de un periódico de izquierdas transformador. Unirnos y pedir una asamblea presencial de accionistas donde cada acción valga un voto.

Nos enseñaban que hay tres tipos de pecado: de palabra, obra y omisión. Pienso que el peor en nuestros tiempos es el de Omisión, el de dejar de actuar ante el pecado de obra de tanto gestor al servicio del poder.

¡¡DECEPCIONANTE!!

(Isidoro Apraiz, militante de Antikapitalistak)

¡Un PNV sin alternativa!

Es lo menos que un escuchante de izquierda alternativa puede expresar tras asistir al debate del 7 de julio en ETB2.

Los discursos OIDOS a lo largo de la campaña electoral nos habían instalado en una especie de desilusión generalizada con los mensajes y el modo en que se estaban transmitiendo por boca de las líderes de la izquierda electoral. Y pese a ello uno no dejaba de acariciar la oportunidad que se les presentaba en una tete a tete con Urkullu.

Pero las líderes de izquierda no pasaron de hacer promesas generales en los diversos campos a debate. Mientras que Urkullu, mostraba datos, euros de inversión y la fachada de que saben hacerlo bien, sobre todo desvalorizando las generalidades del resto e incluso ironizando sobre la preparación de sus opositoras para el mismo debate.

Nuestras líderes de izquierda parecían limitarse a hacer de portavoces sindicales de las reclamaciones salariales de las clases trabajadoras, pero sin decirnos cómo lo van a conseguir. Sabemos que liderar una lucha reivindicativa en una fábrica o sector de trabajadores implica ir a la mesa de negociación con ideas claras a negociar, pero también y, sobre todo, preparando las fuerzas propias en las que se va a apoyar la conquista de esas reivindicaciones. Y teniendo en cuenta que la preparación de nuestras bases de cara a una lucha sin cuartel contra los que están en la otra parte de la mesa, es el factor fundamental de la victoria. ¿O es que en este caso no hay otra parte que se niega a aprobar esas reclamaciones?

Habrá que desenmascarar al enemigo de clase y concienciar a nuestras fuerzas en el embate.  Entre las clases.

Lo cierto es que la lucha de clases fue un ausente en el debate. Y, no es que no exista la lucha de clases, pero mientras vayan ganando ellos no les hace falta recurrir a ese fantasma, ni insistir en ese peligro.

Se proclama la necesidad de un giro a una economía al servicio de las personas, de la necesidad de una transición industrial… y mientras Urkullu pone medios financieros sobre la mesa, nuestras líderes no aciertan a concretar en qué consiste este giro. Para la derecha vasca la función de la política industrial es esa: poner a disposición de la iniciativa del gran capital los medios de subvención para que se inviertan a la hora de que esas empresas capitalistas consideren que es buena hora para realizar inversiones de cara a obtener suculentos dividendos. El PNV no necesita concretar, es más, no le conviene cerrarse a una política industrial con objetivos claros y predeterminados, confían en que la iniciativa privada, la mano invisible del mercado, proveerá las iniciativas. Es aquello de que la mejor política industrial es no redactarla de antemano.

Hablan de apoyar la I+D, pero no nos señalan objetivos concretos para los próximos 4 años. Por ejemplo, hablan de energías alternativas… pero ¿por qué no se propone crear empresas con participación de fondos públicos a fin de avanzar en la producción de células fotovoltaicas, de empresas municipalistas para autoconsumo de esa energía? o, ¿por qué no reconstruir el sector de la energía eólica en la que ciertas empresas vascas han sido pioneras, y en las que tenemos experiencia, pero hemos dejado que se vendan a las multinacionales de turno, que luego cierran esas empresas, se apoderan de su saber hacer, y nos conducen a casos como el de Siemens-Gamesa en Agoitz? o, ¿por qué no se propone la investigación y desarrollo de la producción de H2, que se presenta como una alternativa a corto plazo para una transición de los motores de combustión, pero a base de H2, de motores de agua? Sobre todo, cuando las sinergias de producción de energía fotovoltaica en el resto de la península tienen tremendas potencialidades y pueden poner a disposición de la producción de H2 por hidrólisis esas potencias.

Lamentable el tema de los cuidados… más allá de hacerse portavoces de las trabajadoras del sector, se echa en falta una nueva política en el tema de los cuidados, sobre todo en el tema de las Residencias para mayores, hasta el punto de mostrar un despiste, ¿desconocimiento quizás?, del reparto de competencias con las diputaciones forales en cuyas manos está la inspección y control de la calidad de ese sector. La necesidad de una nueva ley vasca de cuidados que superando el ocultismo de las diputaciones forales ponga esa competencia en manos de los ayuntamientos.

El debate parece moverse en la promesa de que cada cual es mejor para la gestión de un mismo sistema. Y pese a que alguno ya se refirió a eso de que, haciendo las cosas con los mismos medios y en el mismo sistema, se antoja difícil lograr resultados muy diferentes, Ciertamente adolecemos de una estrategia alternativa al sistema, y puede que ese déficit esté pesando en nuestras dirigentes. Pero si en el terreno socioeconómico no dejó de decepcionarnos, algo más esperábamos en el terreno del debate de las alternativas de poder político, del derecho a decidir.

Y en ese terreno que se supone tema estrella para alguna, nos  sorprendió que la crítica se centrara en una queja al PNV al que se le concedió todo tipo de seguridades para sacar adelante un estatuto más soberanista y se proclama el derecho a la independencia pero sin decirnos como se logra esto, con qué estrategia, con qué aliados… una vez que se es consciente de que con el PNV no se puede ir muy lejos. Y es que el PNV no nos miente, pues siempre ha dicho y sigue diciendo que su estrategia es el acuerdo con el Estado español, y dentro de la legalidad, es decir de la Constitución del 78.

Y por otra parte el reclamar la estrategia de modelo de Quebec, nos parece más cinismo que impotencia, si acto seguido no se nos dice qué es lo que impide que se realice acá ese derecho a la autodeterminación. El Estado español, con sus poderes oligárquicos capitalistas y su Constitución del 78 no tiene mucho que ver con lo que pasa en Canadá o Reino Unido. Y cuando se menta la bicha de una nueva Constituyente que lo pueda posibilitar saltan todas las alarmas. E incluso el portavoz de Berdeak advierte que eso significa ruptura con la legalidad vigente… y nuestra izquierda al uso se la tiene que envainar. Es lamentable: es como si se quisiera hacer una buena tortilla sin romper los huevos.

O ¿es que nuestras izquierdas creen que es viable el derecho a decidir dentro de la legalidad vigente? Y si no lo creemos viable, ¿no es hora ya de levantar la reivindicación por una República federal o, mejor aún, la demanda de una Convención de los pueblos de España para proclamar una Confederación de repúblicas ibéricas que protejan bajo ley nueva el derecho a separarse o seguir unidos, y en qué manera y modalidades?

Sin una estrategia alternativa al poder estatal actual las líneas rojas ya están trazadas. Y para saltarlas va a ser necesario una larga batalla por concienciar y agrupar a las fuerzas republicanas.

Tras el 12J el poder político vasco vuelve a su normalidad de costumbre como en los pasados 40 años. En este ámbito la “nueva normalidad” aportará pocas novedades… Hay ocasiones en los que a uno le gustaría errar en su diagnóstico. Y ojalá que se dé un milagro. Y, sin embargo, los tiempos actuales no se prestan mucho para milagros de este tipo.

Queda, pues, seguir en la lucha.

 

Una aproximación a los medios de comunicación en el conflicto vasco desde el Periodismo de Paz

 

Xavier Mínguez Alcaide

Resumen

El artículo presenta un estudio interdisciplinar sobre los medios de comunicación en el conflicto vasco a la luz del Periodismo de Paz y la Psicología Social. El estudio expone los principales trabajos en Ciencias de la Comunicación sobre el comportamiento de los medios en dicho conflicto, y basa su apartado empírico en 22 entrevistas en profundidad con responsables de medios vascos. Los testimonios señalan que los medios fueron actores del conflicto, trasladaron visiones simplificadas y polarizadas de la realidad, y fueron víctimas de la violencia. Como reflexión final, se infiere que los medios practicaron un Periodismo de Guerra.

Palabras clave

periodismo de paz; psicología social; significados; medios de comunicación; conflicto vasco

Referencias

Alonso, F. (2006). Per qué lluitem els bascos? Tafalla: Txalaparta.

Alvarado, S.V., Ospina-Alvarado, M.C. y García, C.M. (2012). La subjetividad política y la socialización política, desde los márgenes de la psicología política. Revista Latinoamericana de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 10(1), 235-256.

Alvarez-Enparantza, J.L. (1997). Euskal Herria en el horizonte. Tafalla: Txalaparta.

Apalategi, J. (2006). Los vascos, de la nación al estado. Donostia/San Sebastián: Herritar Berri.

Arcilla, P.A., Mendoza, Y.L., Jaramillo, P.M. y Cañón, O.E. (2010). Comprensión del significado desde Vygotsky, Bruner y Gergen. Diversitas. Perspectivas en Psicología, 6(1), 37-49. https://doi.org/10.15332/s1794-9998.2010.0001.03

Argituz (2011), Mapa (incompleto) de conculcaciones del derecho a la vida y a la integridad física y psíquica en relación a la violencia de motivación política. Disponible en: http://www.argituz.org/documentos/inf/mapacastfinal.pdf (20 de octubre de 2012).

Batista, A. (1999). El periodismo en tiempos de conflicto: una reflexión sobre las fuentes policiales a partir de la construcción periodística de ETA. Revista Catalana de Seguretat Pública, 4, 89-96.

Bezunartea, O. (2013). Memorias de la violencia. Profesores, periodistas y jueces que ETA mandó al exilio. Córdoba: Almuzara.

Bruner, J. (1991). Actos de significado. Madrid: Alianza.

Caminos, J.M., Armentia, J.I. y Marín, F. (2012). Jerarquización en el tratamiento periodístico de los asesinatos de ETA en los medios de comunicación vascos (1996-1998). Zer, 17(33), 119-142.

Caminos, J.M., Armentia, J.I. y Marín, F. (2012). El cambio en el discurso de la prensa vasca ante los atentados mortales de ETA (1990-2009). III Congreso Internacional Asociación Española de Investigación de la Comunicación.

Caminos, J.M., Armentia, J.I. y Marín, F. (2013). El asesinato de Miguel Ángel Blanco como ejemplo de key event en el tratamiento mediático de los atentados mortales de ETA. AdComunica. Revista de Estrategias, Tendencias e Innovación en Comunicación, 6, 139-160. https://doi.org/10.6035/2174-0992.2013.6.9

Chomsky, N. y Herman, E. S. (1990). Los guardianes de la libertad. Barcelona: Editorial Crítica.

Coleman, P., Vallacher, R., Nowak, A. y Bui-Wrzosinska, L. (2007). Intractable conflict as an attractor: Presenting a dynamical model of conflict, escalation, and intractability. American Behavioral Scientist, 50(11), 1454-1475. https://doi.org/10.1177/0002764207302463

Entman, R. (1993). Framing: Toward Clarification of a Fractured Paradigm. Journal of Communication, 41, 51-58. https://doi.org/10.1111/j.1460-2466.1993.tb01304.x

Espinar, E. y Hernández, M.I. (2012). El periodismo de paz como paradigma de comunicación para el cambio social: características, dimensiones y obstáculos. Cuadernos de Información y Comunicación, 17, 175-189. https://doi.org/10.5209/rev_CIYC.2012.v17.39263

Giorgi, A. (1995). Phenomenological psychology, en J.A. Smith, R. Harré y L. Van Langenhove (Eds.), Rethinking methods in psychology, (pp. 24-42). Londres: Sage.

Goffman, E. (1974). Frame analysis: An essay on the organization of experience. Londres: Harper and Row.

González, M.A., Armentia, J.I., Palacio, G.J., Ramírez de la Piscina, J.M. y Caminos, J.M. (1997). Ajuria Enea Ituna mezubideetan: Bakerako bidea ala aztoramen iturria? Vitoria-Gasteiz: Arabera.

Gurr, T.R. (2000). Peoples Versus States: Minorities at Risk in the New Century.

Washington D.C.: United States Institute of Peace.

Hacket, R.A. (2007). Journalism versus Peace? Notes on a problematic relationship. Global Media Journal: Mediterranean Edition, 2(1), 47-53.

Idoiaga, P. y Ramírez de la Piscina, T. (2002). Al filo de la (in)comunicación. Prensa y conflicto vasco. Madrid: Editorial Fundamentos.

Iyengar, S. (1991). Is Anyone Responsible? How Television Frames Political Issues. Chicago: The University of Chicago Press. https://doi.org/10.7208/chicago/9780226388533.001.0001

Jowett, G.S. y O’Donnell, V. (1999). Power and persuasion. London: Sage

Letamendia, F. (1996). Sobre el conflicto vasco. Revista Internacional de Filosofía Política, 8, 151-160.

Lizarralde, I. (2012). Teoría francesa y táctica y estrategia del MLNV (1967-

. Tesis doctoral. Universidad del País Vasco.

Lynch, J. y Galtung, J. (2010). Reporting Conflict: new directions in peace journalism. Brisbane: University of Quennsland Press.

Lynch, J. y McGoldrick, A. (2005). Peace Journalism. Stroud: Hawthorn Press.

Martín Beristain, C. y Páez, D. (2000), Violencia, apoyo a las víctimas y reconstrucción del tejido social. Experiencias internacionales y el desafío vasco, Madrid: Editorial Fundamentos.

Merodio, I. (2010). Análisis de editoriales e informaciones sobre el Plan Ibarretxe en la prensa generalista española de 2001 a 2006. Tesis doctoral. Universidad del País Vasco.

Mínguez Alcaide, X., Alzate, R. y Sánchez, M. (2015). Una aproximación psicosocial al conflicto vasco como sistema dinámico. Universitas Psychologica, 14(2), 563-578. https://doi.org/10.11144/Javeriana.upsy14-2.apcv

Moscovici, S. (1981). On social representations. En J.P. Forgas (Ed.), Social Cognition: Perspectives on everyday understanding, (pp. 181-209). Londres: Academic Press.

Muñoz, F.A. (2001). La Paz Imperfecta. Granada: Editorial Universidad de Granada.

Murua, I. (2014). The End of ETA (2007-2011): Narratives from the Media and from the Actors. Tesis doctoral. University of Nevada.

Peng, K. Y Nisbett, R.E. (1999). Culture, Dialectics, and Reasoning about Contradiction. American Psychologist, 54, 741-754. https://doi.org/10.1037/0003-066X.54.9.741

Rivas Troitiño, J.M. (1995). Desinformación: revisión de su significado. Del engaño a la falta de rigor. Estudios sobre el mensaje periodístico, 2, 75-83.

Ramírez de la Piscina, T., Murua I. e Idoyaga, P. (2016). Prensa y conflcito vasco (1975-2016): Recopilatorio de actitudes y vicisitudes. Revista Latina de Comunicación Social, 71, 1007-1035. https://doi.org/10.4185/RLCS-2016-1132

Reguero Sanz, I. (2016). ¿El último tren para Euskadi? La negociación del Estatuto de Guernica en la prensa madrileña (1979). Sphera Publica, 16(1), 21-41.

Requejo Fraile, M. (2018a). El impacto de la cobertura mediática del fin de ETA en la opinión pública vasca: del alto el fuego de 2006 al cese definitivo de 2011. Sphera Publica, 1(18), 15-40.

Requejo Fraile, M. (2018b). La construcción mediática del proceso de paz en el País Vasco (1981-2011). Tesis doctoral. Universidad de Valladolid.

Ross, D.S. (2007). (De-)constructing conflict: a focussed review of war and peace journalism. En D. Shinar y W. Kempf (Eds.), Peace journalism: the state of the art (pp. 53-74). Berlin: Regener

Sánchez, G. (2011). ETA “jo ta ke” a la prensa. Cuadernos de Periodistas, 23, 13-25.

Shinar, D. (2007). Peace journalism: the state of the art. Conflict and communication on-line, 6(1).

Spencer, G. (2004). The impact of television news on the Northern Ireland peace negotiations. Media, Culture and Society, 26(5), 603-623. https://doi.org/10.1177/0163443704044218

Smith, J.A. (Ed.) (2008). Qualitative psychology: a practical guide to research methods. Londres: Sage.

Tajfel, H. (1984). Grupos humanos y categorías sociales. Barcelona: Helder.

DOI: https://doi.org/10.14198/OBETS2020.15.1.06

Copyright (c) 2020 Xavier Mínguez Alcaide

ALEGATO CONTRA EL PESIMISMO  

Kyle Glenn @kylejglenn

Durante estos últimos meses estoy escuchando continuamente a bastantes personas de mi entorno expresar su pesimismo ante la deriva social de estos años. “Esto no tiene solución”, ” no se puede hacer nada” o “no hay quien lo cambie”.

 Esta actitud está más extendida de lo que parece y su consecuencia es la bajada de brazos, el enroque personal y la desesperada búsqueda de una utópica felicidad personal basada en el individualismo más exacerbado.

Entiendo, pero no comparto este tipo de actitudes, que son la condición indispensable para las clases dominantes sigan incrementando, más aún si cabe, su explotación de las clases subalternas. Que los gobiernos a las órdenes de los poderes económicos sigan aplicando recortes, precariedad laboral, restricción de libertades, desigualdad y privatización acelerada de todo lo que huela a servicios públicos.

Estamos en un agujero negro del que no vemos la salida, pero la Historia nos ha demostrado sobradamente que nada es inamovible o eterno.

A lo largo de los siglos el género humano, con su lucha, ha sabido sobreponerse a todo tipo de situaciones degradantes donde los pueblos han conseguido cambiar el rumbo de la historia.

Cayó el Imperio Romano, el español y el británico. Nadie se podía imaginar que, después de siglos, caería la monarquía absolutista francesa, pero no fueron Voltaire, Robespierre o Danton quienes tomaron La Bastilla el 14 de Julio de 1789, sino el pueblo de París alzado quien cambió radicalmente la historia de Europa.

Después de cientos de años, se terminó el zarismo en la Rusia imperial y las masas tomaron el palacio de invierno. Sí, duró poco, se terminó a la muerte de Lenin y el ascenso al poder de Stalin, pero durante unos años casi se logró vislumbrar el nacimiento de una nueva haría caer a una de las dictaduras más sangrientas de Latinoamérica, manos aún, que después de muchos años de lucha, contra Francia primero, guerrilleros del FLN, vencerían al ejército más poderoso del mundo en las selvas de Viet Nam.

Todos estos cambios necesitan de una vanguardia política que los inspire y dirija, pero también es necesario en este cóctel invencible, de la espontaneidad de las masas de la que hablaba Rosa Luxemburgo.

 Somos perfectamente conscientes que la lucha será larga, larguísima, que hay que pelear en múltiples frentes, en el campo político sindical, vecinal, movimientos sociales, feminismo e incluso electoral. La hegemonía cultural, que tan bien describió Gramsci, ha logrado que las clases subalternas se conviertan en unidades individualizadas y sumisas, resignadas a su penosa situación, pero nada de esto es irreversible.

Por encima de caudillismos mesiánicos, de históricas figuras pomposas, con la ayuda de vanguardias y organización necesaria, “La Historia la hacen los pueblos”

 Mauricio Rodriguez-Gastaminza

 

Omertà

Laura Perez Ruano
2020ko ekainak 25

Ekainaren 14an, beste hainbat albisteren artean eta oihartzun handirik gabe, ezagutarazi egin CIAren agiri desklasifikatuak. Horien arabera, Felipe Gonzalezek, Espainiako presidente ohiak, ETAko buruzagiak hiltzeko mertzenario talde bat sortzeari onespena eman zion. Agiriek mertzenario talde hori GAL ote zen argitzen ez duten arren, argi uzten dute «armadak kontrolatuko» zuela. Hots, indar publikoak, guztion diruarekin ordaintzen ditugunak, gerra zikina egiteko erabili zirela azaleratu zen. Guztion zergetatik jasotzen diren etekinak norberaren onurarako erabiltzea ustelkeria da; baina sos hori jendea erailtzeko bideratu izana izendatuko lukeen hitz potolorik ez da oraindik asmatu! Polizia-indarrek eta armadak pertsonak torturatzeak eta desagerrarazteak pentsaezina izan beharko luke zuzenbide estatu eta demokrazia batean.

Eta zer gertatu da hori guztia jakin denean? Ezer ez. Isiltasunaren ituna nagusitu da, berriro ere, hedabideetan, botere judizialean eta ordezkari publikoen artean. Eskuineko alderdiek berek ere, PSOEk egiten duen edozer kritikatzeko joera ohi dutenek, ez dute tutik ere esan. Egia da garai bateko Aznarrek «vayase, señor Gonzalez»-en ondoren boterea eskuratu zuenean uko egin ziola epaileei laguntzeari GALen afera ikertu zezaten eta CESIDen ikuskaritzapean zegoen informazioa ez ziela helarazi izan nahi. Mafiako kideek egiten duten bezala, noi ci dobbiamo coprire uno con l’altro, elkarren artean ezkutatu beharra dago. Eta horixe bera egin du PSOEko gaurko zuzendaritzak ere Felipe Gonzalezi buruz, «lurralde hau eraldatu eta modernizatu zuen presidentea, hainbeste zor diogun Europan sartu gintuena eta alderdiaren idazkari nagusi ohia» izan zela esan duenean; PSOEren babes osoa duela gaineratzeko, alderdiko bozeramailearen arabera. Ezer gutxi balio dute Euskal Herriko PSEko hainbat ordezkarik agertutako hitz kritikoek; bertso libreak besterik ez baitira, oportunistak alegia, defendaezina dena defendaezina delako, non eta hemen, GALen zauriak irekia dirauen herrian. Berez, ezer berririk ez alderdi ezberdinen agerraldietan. Baina bada ulergaitza bezain mingarria gertatu den zerbait: Podemosek GALen delituak ikertzeko batzordearen kontra bozkatuko duela iragarri du. Nahiz eta azkeneko momentuan atzera egin duen, ziur aski, kontraesan horrek eragindako oihartzunaren presioaren ondorioz, hemerotekan betikotuko da erabilitako aitzakia: «Jada zer gertatu zen badakigulako ez dugu beste gauza batzuetatik arreta desbideratu nahi», Etxenikeren hitzetan. Bestelako garaiak izango ote ziren Euskal Autonomia Erkidegoko hauteskundeetan Pili Zabala, GALen biktima, zerrendaburu aurkeztu zutenean? Urrun geratu omen da Pablo Iglesiasek Sanchezi kongresuan «Gonzalezek, iragana kare biziz zikinduta zuen horrek, ez zietela elkarrekin gobernatzen uzten» leporatu zionekoa. Orain, bada, PSOEren gobernukideak dira; erregearen ustelkeria aztertu nahi ez duen alderdi berarena edo GALen krimenak ikertzeko batzordea aurrera atera ez dadin haien botoak PP eta VOXekin batu dituztenena. Eskerrak dena eraldatzeko jaioak zirela…

 

GALen X jauna nor zen aspalditik genekien, noski! CIAko agiriek ez digute horren berri eman, ezta ezer berririk esan ere. Baina zenbaitek uste baino garrantzitsuagoa da CIAko agiriek aipatu izana. Alfredo Grimaldosek La CIA en España liburuan azaltzen duen bezala, CIA bera izan baitzen Gonzalez hauspotu zuena, eta, horregatik, ezinbesteko froga bilakatu da hau. Ama bati bere haurra zein den galdetuko baliote, ez luke zalantza izpirik izango; kasu honetan, CIAk berak bere sorkuntzaren emaitza aitortzen duen bezala, Espainiako trantsizioa kontrolatzeko erabilitakoa. Ezinbesteko froga ukaezina da ikerketa sakona abian jartzeko eta haien arduragatik ordain dezaten arduradunek. Eta, bide batez, jo dezagun gure iragan hurbilaren mamira: horrek ere agerian uzten baitu Estatu Batuek Espainian beti izan dituzten interes geopolitiko eta estrategikoak, eta, horiek guztiek mantendu ahal izateko, frankismoaren atzean zeuden indarrak zuritzeko beharra. Azken finean, Espainiakoa baitzen Europan zirauen azkeneko diktadura, eta, hortaz, erregimena amaitu bai, baina hori hautsi gabe bilatu beharra zegoen. Prozesu demokratiko apurtzaile edo iraultzaile bat saihestea zuten helburu, eta, horrelakorik gertatu baino lehen, nahiago izan zuten Juan Carlos erregea babestu, botere judiziala, armada eta baita botere ekonomikoa ere ukitu gabe uztearren eta aldaketa demokratikoaren itxurakeria antzezteko. Indarrik ez zuen PSOEri dirua eman eta bidenabar haien base militar garrantzitsuak mantendu eta NATOn sartu zuten Espainia. Eta zer preziotan? Frankismoaren krimenen kontrako amnesiaren truke lehendabizi, eta demokratikoki bakarrik konpondu zitezkeen gatazkak gerrate zikinarekin estaliz, ondoren.

Bortizkeriaren instituzionalizazioa nornahik gauzatu dezakeen terrorismo larriena da, estatuaren indarra jendartearen kontra erabiltzen duelako, hura babestu beharrean, legeak urratuta, guztion ongizatea helburu dutela baztertuta. Demokrazia eta bakea ezin dira inolaz ere ez kare biziaren ez zigorgabetasunaren gainean eraiki. Biktimek ez ezik, jendarteak berak egia ezagutzeko eskubidea du erakunde publikoen eskutik, zauriak ixten lagunduko dion aitortza eta erreparazioa ahalbidetzeko. Horregatik, demokrazia ahul honi ukatutako duintasun apur bat berreskuratzearren bada ere, gobernuan dauden alderdiek ezin dute inolaz ere haien isiltasunarekin horrelakorik eragotzi, iraganean gertatutakoaren babesle eta laguntzaile bilakatu gabe.

MERKATARIAK ADINEKOEN EGOITZETAN

Iosu del Moral | Adinekoak duintasunik handienaz artatzeko gai ez den gizarte bat porrot egin duen gizarte bat da. Ezer gutxi espero daiteke mendebaldeko sistema kapitalistatik, gaztetasunaren gorespenean oinarrituta dagoena eta gure aitona-amonak zama higuingarritzat hartzen dituena. Kapitalismoari dagokionez, gure adinekoak ez dira errentagarriak.

Hurrengo elkarrizketan, gako horietako batzuk azaldu dizkigu Txomin Lasak, ELA sindikatuko gizarte- eta osasun- arduraduna. Sektorearen pribatizazio izugarria dela-eta, sindikatuarentzat jarduera estrategikoko eremua dela azpimarratu digu Txominek. Beste behin ere, funtsezkoa da giza bizitzak gure gizartearen ekintza politiko eta sindikalaren erdigunean egon behar duela ulertzea.

Zein da ELA sindikatuak adinekoen egoitzen sektorean egin duen lana?

Esan genezake ELAn 20 urte inguru daramatzagula sektore horretan fokua jarrita. Lehenengo grebak 2000ren hasierakoak dira, batez ere Donostialdeko egoitzetan. Egia da sektoreak gora egin ahala gero eta langile gehiago daudela eta, beraz, gure ezarpena ere hazi egin dela. Kontuan izan behar da gaur egun 20.000 langile baino gehiago daudela Euskal Herrian sektore horretan lanean, eta ELAk 2.000 afiliatu baino gehiago eta sektorean ordezkaritza oso zabala duela.

Guretzat, urteak dira sektore soziosanitarioak (Egoitzak, ZLZ, Esku-hartze Soziala, Osasun Pribatua) erabateko lehentasuna duela. Oso kontziente gara gizarteko sektore prekarizatuenetako bat dela eta bi arrazoirengatik dela; emakume aurpegia izateagatik eta zaintzan aritzeagatik.

ELAk erabaki du erakundearen erronka estrategikotzat hartzea euskal administrazioek sektore horretan erabiltzen duten eredua (pribatizazioa) borrokaren bidez eraldatzea eta bertako langileei baldintza duinak eta erabiltzaileei asistentzia-kalitatea ematea. Horren adibide argia da gaur egun Gipuzkoan geldituta dagoen greba: 243 egun generamatzan graban, eta 377 egun eman genituen Bizkaian, langileen lan-baldintzetan jauzi handia egiteko.

Zeintzuk ziren osasun-krisiaren aurretik antzeman zenituzten funtsezko arazoak eta gabeziak?

Eredua da gainerako gabezia guztien arazo nagusia. Diru publikoaren bidez etekin ekonomikoak bermatzea besterik bilatzen ez duten enpresak azpikontratatuz pertsonen bizitzarekin salerosteak gure adinekoen zaintzaren duintasunaren enkante bihurtzen du sektorea. Hori politika matxisten exekuzioarekin batera, non emakumeek egiten dituzten zaintza-lanak ez diren baloratzen, berekin dakarten koktel leherkor bat dira; prekarietatea, behin-behinekotasuna, langilerik eza, lan-karga ankerrak, gure adinekoen arretarik eza… esaldi batean: tratu txar instituzionalak gure adinekoei eta lan egiten duten emakumeen esplotazioa.

Txomin Lasa

Eta nola eragin dute gabezia horiek krisi honekin topo egitean? Zein da errezeta arazo honen aurrean?

COVIDarekin gertatutakoa benetan baloratzeko, egoeraren azterketa zehatza egin beharko da, baina ez dut zalantzarik aurretik aipatutako guztiak beste egoera batean baino heriotza eta kutsatze gehiago eragin dituela. Heriotza edo kutsatze bakoitzari duen balioa emateko gai den gizarte bat izango bagenu, hitz horiek egungo ereduari buruz esan litezkeen gogorrenak izango lirateke. Hau aldatzeko errezeta ez da zaila. Zerbitzu guztiak publikoak biurtu, langileak sendotuz, langile kopurua haunditzea (ELAn kanpaina bat egin dugu; Zaindu nazazu (gutxienez) bi orduz, eta horrek esan nahi du administrazioek erabiltzaile bakoitzaren zaintza gutxienez 2 orduz ordaindu behar dutela egunean, hau da, % 30eko igoera Gipuzkoan, % 100ekoa Bizkaian eta % 40koa Nafarroan eta Araban), inbertsioa sektore soziosanitarioan… Batez ere gizarte horren lehentasunei buelta bat eman eta zentroan bat jarri; pertsona bakoitzaren bizitza, jaiotzen denetik hiltzen den arte zaindu. Bizitzaren eta ez kapitalaren alde apustua egin.

Sindikatuak uste du orain gobernuek euren partetik gehiago jarriko dutela sektore honetan?

Ez gara baikorrak. Ikusten dugunez, arlo publikoa sozialki indartu den egoera batean, gure agintariak (Urkullu, Tapia) murrizketak egiteko eremua prestatzen ari dira. M. Olanok esan du Gipuzkoako ereduak funtzionatzen duela eta eredua indartuko dutela. Eredu horretan, adibidez, nazioarteko inbertsio-funtsak edo alderdi politikoen inguruko enpresak daude, gure diru publikoa eramanez eta esplotazio aztarna uzten eta tratu ankerra emanez. Mezua argia da; hezurra ukitu dugu, eredu hori aldatu eta pertsonen arretara itzultzeak jende asko negoziorik gabe uztea dakar. Eta argi daukagu gobernatzen gaituzten alderdi politiko neoliberalek tartaren zati handi bat hitzemanda daukatela negozioa egin nahi dutenei, eta ez zainktaren alde gaudenoi. Borondatea kendu beharko diegu borrokaz, grebaren bitartez.

Sindikatuak zer lan egingo du datozen hilabeteetan gai honi dagokionez?

Oraingoz, administrazio publikoak eremu soziosanitarioan azpikontratatutako zerbitzu guztiak publifikatzea eskatu dugu. Egoitzak publikoak izatea nahi dugu. Era berean, gertatutakoa azpimarratuko dugu, eta benetako balorazio bat egitea nahi dugu, ez dugu onartuko kontakizun faltsu bat inposatzea. Langileek dena eman dute baliabiderik gabe eta beren osasuna eta ingurukoena arriskuan jarri dute, baita euren eginbeharran bizia galduz ere. Bizi izan duten egoera traumatikoaz eta utz diezaiekeen ondorioez hitz egitea ere nahi dugu. Azkenik, Gipuzkoan grebara itzuliko gara, langileentzako eta erabiltzaileentzako arriskurik ez dagoela ikusten dugunean, eta ez gara geldituko gure asmoak lortu arte.

Borrokan jarraitzeko gogoa dugu. ELAn badakigu urteak direla gatazka ondo bideratuta daukagula eta urte asko daramatzagula COVIDek zoritxarrez mundu guztiaren mahai gainean jarri duena salatzen. Gaur inoiz baino legitimatuago sentitzen gara gure aldarrikapenetan. Badakigu erreferente bat garela sektore honetan egiten ditugun borrokekin, eta gizarteari ere eskatuko diogu lagun diezagula sektore hau, bizitza negozioaren gainetik jartzen duena, gizartearen eredu izan dadin.

Iosu del Moral es militante de Antikapitalistak.


Elkarrizketa gaztelaniaz