Los Campamentos Internacionales de Jóvenes Revolucionarias son el lugar de encuentro de cientos de militantes, activistas y personas involucradas en la transformación social de diferentes países. En el marco de la IV Internacional, este evento se lleva realizando desde 1984, cambiando de lugar y país en cada edición.

Este 2019, tendrá lugar en el Estado Español. Entre el 21 y 27 de julio, cientos de jóvenes de toda Europa y otros países del mundo nos juntaremos en un lugar cercano a La Granja de San Ildefonso, en Segovia. Seis días repletos de actividades con gran carga política en los que aprender sobre las experiencias de movilizaciones en otros lugares y disfrutar de espacios de ocio desmercantilizado. Un momento en el que tomarnos un descanso de nuestro trabajo local y diario para abordar las transformaciones revolucionarias con una perspectiva internacionalista y juvenil.

A las jóvenes nos ha tocado vivir tiempos convulsos. Nos criamos en la crisis económica, y sabemos que no vamos a salir de ella. Sabemos que nos va a tocar vivir peor de lo que lo hicieron nuestros padres y madres. Nuestra generación empieza a rebelarse con fuerza contra el patriarcado que nos oprime y asesina, pues somos muchas y no nos vamos a callar. Las jóvenes no vamos a seguir tolerando los abusos y discriminaciones que sufrimos por nuestra orientación sexual y el modo en el que vivimos nuestro género. Sabemos que debemos levantarnos ante la devastación ecológica y la emergencia climática producida por un sistema económico y de desarrollo totalmente irracional y caníbal. No vamos a permitir discursos de odio que pongan en el punto de mira a aquellos que menos tienen mientras la única minoría peligrosa, que son los ricos, siga engordando más y más sus fortunas. Las jóvenes sabemos que históricamente hemos tenido un papel fundamental. Que el cambio social y político muchas veces viene impulsado por una juventud organizada, movilizada y revolucionaria. Por eso, decimos: Lo queremos todo, nos va la vida en ello.

Los campamentos internacionales de jóvenes revolucionarias son el momento de poner todo esto en común. De compartir, aprender y luchar colectivamente junto a compañeras de muchos otros países. Unos días en los que explicar nuestra implicación en la construcción de la Huelga Feminista del 8M y escuchar sobre la Huelga Feminista en países como Bélgica o Suiza. Aprender sobre cómo lograron hacer masivas en Bélgica las movilizaciones estudiantiles por el clima. Comentar nuestros análisis sobre la situación política y social en el Estado Español para después escuchar cuál es la lectura que hacen nuestras compañeras de Gran Bretaña sobre la situación del Brexit, o el auge de AfD en Alemania. Conocer y preguntar sobre los proyectos autogestionados de fábricas recuperadas, acogida de migrantes en la agroecología y redes de distribución en Italia. Se trata de un espacio privilegiado de formaciones, intercambio de experiencias y debates internacionales.

Seis días de construcción colectiva de aquello que muchas compañeras han denominado “un pequeño trocito de cómo queremos que sea el mundo por el que luchamos”. Seis días en los que aprender, compartir y salir con el entusiasmo revitalizado.