2021: CRECIMIENTO ECONOMICO Y DE LA DESIGUALDAD

CARLOS LASARTE, Economista,
<Miembro de Antikapitalistak>

En algunos medios han recogido la evolución económica de 2021 con un gran optimismo. Los datos que facilitan son los siguientes: la economía española ha crecido un 5%, el empleo ha crecido en 840.700 puestos de trabajo, el paro se ha reducido en 615.900 personas.

Sin embargo, examinando con detalle los datos se observa que detrás de los números hay personas y que muchas de ellas están sufriendo gravemente las consecuencias de la crisis económica por el Covid-19.

En primer lugar, debemos de tener en cuenta que en 2020 como consecuencia de la pandemia originada por el covid-19 la economía registró un retroceso del 10,8%. Por ello un crecimiento del 5% significa que no hemos llegado ni a la mitad de crecimiento para volver a la situación anterior al Covid-19.

En segundo lugar, no es suficiente con trabajar sino que esos trabajos deben ser dignos y suficientes. Según un análisis realizado por Fernando Luengo el salario hora se ha reducido en un 1,3% mientras que la inflación se ha incrementado un 6%. Como consecuencia de todo ello el poder adquisitivo de los trabajadores se ha reducido un 7%.

En tercer lugar, esas grandes cifras ocultan la desigualdad y la situación de empobrecimiento creciente que se está dando en los sectores más débiles económicamente. Son varios los datos que indican un crecimiento de la desigualdad:

  • Cifran en un millón de personas el número de personas que se encuentran en situación de pobreza extrema. La Renta Mínima de Inserción (RMI) solo ha llegado al 9% de los posibles beneficiarios. Gran parte de esta cifra tan baja se debe a la excesiva burocracia que se exige para la concesión del IMV. Ante este hecho no se ha hecho ningún esfuerzo por parte del Gobierno para agilizar las concesiones. Además, algunas Comunidades Autónomas, con Madrid a la cabeza, han aprovechado esta ayuda del Gobierno Central para eliminar las ayudas similares que facilitaban hasta ahora. Al mismo tiempo se reduce el importe de la percepción.
  • En un reciente informe del Banco de España en mayo de 2020 los hogares con rentas más bajas disminuyeron un 27% sus ingresos mientras las familias con rentas más altas solo lo hicieron en un 6,8%.

De todo ello la conclusión que se obtiene es que no se ha cumplido eso de “no se va a dejar atrás a nadie”. Lo repitieron al inicio de la pandemia y en la práctica está lejos de cumplirse. La desigualdad sigue creciendo. Lo que se recupera en los momentos de bonanza económica no llega a compensar lo que se pierde en los tiempos de recesión. De esta forma la pobreza y la desigualdad sigue creciendo. El actual sistema capitalista es incapaz incluso de reducir la desigualdad. Si queremos eliminarla debemos cambiar de sistema: una sociedad ecosocialista y feminista.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Share This