Twitter: Elon Musk a la conquista el sector digital

Tamaño Texto-+=

Hélène Marra

Después de numerosas tergiversaciones que llevaron a una amenaza de demanda por parte de los accionistas de Twitter, Elon Musk tomó el control de la plataforma al precio exorbitante de 44 mil millones de dólares. Aunque la noticia es ciertamente preocupante, la propiedad de los medios de comunicación por parte de multimillonarios y grandes grupos industriales es tan antigua como los propios medios comerciales.

La entrada del multimillonario libertariano en la economía digital fue literalmente estrepitosa. La primera consecuencia fue un plan masivo de despidos que afecta a la mitad de la plantilla (desde la dirección hasta los equipos de investigación, desde la moderación hasta el marketing). Apoyado por los republicanos, despliega una gestión del miedo: las tarjetas de los empleados han sido desactivadas para evitar que entren en sus oficinas.

La modificación del modelo de la plataforma (con la entrada de la certificación de pago) se retiró inmediatamente tras el éxodo de grandes empresas y anunciantes que temían fuertemente la falta de moderación en los contenidos. La suscripción o la aplicación de tarifas no son temas nuevos en la economía de la plataforma. Otras plataformas como Facebook ofrecen funciones de pago que favorecen una mayor visibilidad de los contenidos promocionales; plataformas como Netflix o Spotify ofrecen acceso de pago a contenidos específicos. Musk, por otro lado, propuso comprar directamente credibilidad digital, pretendiendo así anular las necesidades en términos de moderación del debate en línea.

Un modelo económico opaco

Si bien el modelo de publicidad es la principal fuente de ingresos, éste no funciona de manera óptima en esta red social. A diferencia del caso de Google o Meta, Twitter depende mucho de las grandes cuentas y no ha logrado desarrollar ofertas publicitarias adaptadas a las pequeñas empresas. El secreto de Twitter parece estar en el procesamiento de datos. A diferencia de otras redes, éstos están destinados a ser públicos y pueden visualizarse y analizarse a través de una multitud de herramientas disponibles por la plataforma. Por lo tanto, es su importancia en los estudios de mercado y opinión en tiempo real lo que le ha dado cierto éxito.

La ilusión de la democracia digital

El hecho de que la plataforma de Twitter haya caído en manos de Elon Musk aumenta el nivel de preocupación por el ya deplorable estado de las democracias burguesas. Los discursos de odio ya se han desatado y multiplicado en la plataforma desde su adquisición. Espacio propicio para la polémica, también funciona como un desahogo para los ultra-liberales y las corrientes conservadoras y de extrema derecha. La tensión entre la retórica liberal de la libre expresión y el confusionismo instrumental en el poder se inscribe, por tanto, en un contexto en el que la concentración de la propiedad de los medios de comunicación y los conflictos de intereses que se derivan amenazan fuertemente el derecho a la información y la democracia.

El sistema de mercantilización de las esferas de la comunicación responde a las lógicas propias de la acumulación y la sobreexplotación capitalista.

¿Podemos salir de los GAFAM? (Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft)

Desde el anuncio de la adquisición de Twitter por parte de Elon Musk, cientos de miles de usuarias y usuarios han dejado el pájaro azul para migrar a Mastodon, un sistema de microblogging de código abierto basado en la creación de comunidades descentralizadas y autónomas, que funcionan sin publicidad y que pueden reemplazar a las de Twitter. Considerar alternativas a los GAFAM permite verlos no como servicios gratuitos sino como formas de mercantilización de los comunes de la comunicación. En este sentido, la crítica a la economía política de Internet debe poder inscribirse en la crítica al capitalismo como un sistema global de dominación económica y cultural.

Hebdo L’Anticapitaliste – 637 (17/11/2022)

<

p style=”text-align: justify;”>Traducción: F.E. para antikapitalistak.org

Print Friendly, PDF & Email
Share This
A %d blogueros les gusta esto: