PROCESO DE PAZ, ¿SÓLO UNA DE LAS PARTES?

Tamaño Texto-+=

   Se está hablando mucho últimamente de ir construyendo en Euskal Herria un entorno social de paz y convivencia que haga posible que el conflicto que ha sufrido nuestro pueblo se pueda enterrar definitivamente. Pero se olvida, casi siempre interesadamente, que tratar en abstracto el tema de la paz sin previamente haber impartido justicia, es un camino que, no sólo no cierra heridas, sino que mantendrá a nuestra sociedad permanentemente en conflicto.

     Desde que E.T.A. dejó la actividad armada, hace ya más de cinco años, el gobierno del Estado Español, ha hecho todo lo posible por torpedear un camino que la población de Euskal Herria había acogido con ilusión y esperanza. Se han dedicado sistemáticamente a poner palos en la rueda a todos los intentos de profundizar en el proceso de pacificación, con detenciones de personas mediadoras en la entrega de las armas, ocupando localidades de Nafarroa como un ejército invasor y manteniendo una política penitenciaria implacable, desoyendo sistemáticamente a todos los organismos internacionales que se la reprochan por conculcar todos los derechos humanos.

Cuando se juzgó a la “supuesta” cúpula del G.A.L., se evitó, cuidadosamente y con vistas al futuro, condenarlos por pertenencia a organización terrorista y así impedir catalogar a sus víctimas como víctimas del terrorismo, además, cuando a mucha gente se le llena la boca con que hay que equiparar a todas las víctimas del conflicto por igual, se les olvida todo lo hecho hasta ahora, y que no tiene visos de cambiar.

A las familias de las personas asesinadas por el G.A.L. o por abusos policiales con resultado de calvario burocrático y judicial de largos años se concede una indemnización de 150.000 €, mientras que, a la totalidad, sin excepción, de las familias de las víctimas de la actividad armada de E.T.A., casi al día siguiente, la cantidad asignada es de 235.00 €.   Cuando los diferentes gobiernos del Estado Español, y sobre todo el del PP, han basado uno de sus fundamentales puntos programáticos y electorales en el “todo es ETA”, utilizando masiva y reiteradamente la mayoría de los medios, prensa, radio, TV, introduciéndolo como un mantra en subconsciente de mucha gente desinformada del estado, y creen que les ha reportado buenos réditos, es difícil que cambien de estrategia.

Está claro que el gobierno del Estado Español va a alargar esta inamovible posición hasta el infinito, nada extraño si se tiene en cuenta que los miles de víctimas del franquismo, las familias de las más de 100.000 personas enterradas en fosas y cunetas a todo lo largo y ancho de nuestra geografía y la gente torturada sistemáticamente hasta, todavía, hoy, aún sigue esperando justicia. Y eso que la Sublevación Militar Fascista de 1936, terminó hace 80 años y la muerte del sanguinario general Franco hace 42.

Sólo desde la presión social, la información veraz y la movilización se podrá conseguir revertir esta situación y conseguir de una vez por todas un futuro mejor para nuestro pueblo y que la Verdad, Justicia y Reparación se haga realidad.

Mauricio Rodríguez-Gastaminza    historiador

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Share This
A %d blogueros les gusta esto: