Irán :“Tercer mes de la revuelta de las mujeres en Irán: ¡Mujer, Vida, Libertad!”

<Por Behrooz Farahany*>

Esta revuelta es ya la más larga y extensa geográficamente que Irán ha conocido desde hace mucho tiempo. También es la más diversa por la composición de las fuerzas que participan en ella. En su gran mayoría son mujeres y hombres jóvenes de la clase media y trabajadores desfavorecidos quienes están en primera línea de las luchas. El vigor de la resistencia histórica de las y los kurdos iraníes, una vez más, juega un papel preponderante en todo ello. Por la negativa al uso del velo islámico, se dirige al corazón del sistema ideológico del régimen. Pero eso no es todo. Cuanto más dura el movimiento, más precisas son las demandas. Un comunicado de las “Mujeres activistas del interior del país”, del 22 de noviembre de 2022, termina así:

“[…] Y no nos detendremos hasta que hayamos erradicado toda forma de violencia y discriminación contra las mujeres.

– Por una sociedad en la que hayan desaparecido todas las formas de discriminación, incluida la discriminación de clase, género, sexual, étnica / nacional, religiosa y de discapacidad.

– Una sociedad laica en la que la religión, el clan o el gobierno no tengan autoridad en nuestras vidas […]

– Una sociedad liberada de las relaciones capitalistas […] y liberada del saqueo desmesurado de los recursos ambientales. […]

– Una sociedad en la que todas y todos dispongan de servicios sociales de calidad gratuitos (guarderías, educación, cocina, servicios sanitarios y médicos, etc.). […]

– Una sociedad en la que se reconozca el derecho a formarse, organizarse y manifestarse.

Seguimos en medio de la batalla ”.

Viene de lejos. La hegemonía del discurso que proponía “reformar desde arriba” durante 20 largos años y la alineación de algunas mujeres activistas conocidas con esta posición habían debilitado el movimiento feminista, hasta el punto de casi desaparecer de las luchas sociales como fuerza independiente. Siguiendo la estela del movimiento de revuelta de diciembre de 2017 y con la acción de las “Chicas de la calle de la Revolución” y la retirada de su hidjab en público, la lucha de las mujeres tomó amplitud y entró en una nueva fase. Pero el nivel de organización de las mujeres activistas seguía siendo muy bajo.

Desde el gran movimiento “Un millón de firmas” de los años 2006-2013, no había un comité o agrupación conocida a nivel nacional, pero como se muestra en el comunicado anterior, esto ha comenzado a organizarse.

Mientras tanto, el movimiento reivindicativo de las y los trabajadores continúa y no faltan huelgas y otras formas de protesta. Pero, después de una primera huelga política de las y los trabajadores del sensible sector petrolífero y la feroz represión que ha seguido (350 huelguistas detenidos, de los que aún no tenemos noticias), el movimiento continúa pero a través de protestas políticas dispersas. Las y los trabajadores de la Acería de Isfahan, de la Azucarera de Haft-Tapeh, entre otros, han mostrado su solidaridad con el movimiento. Como en 1978-79, el movimiento obrero llega con retraso, pero la cosa está poniéndose en marcha. 

27 de noviembre de 2022 

* Behrooz Farahany, activista de Solidaridad Socialista con las y los Trabajadores de Irán

https://alencontre.org/moyenorient/iran/iran-dossier-troisieme-mois-de-la-revolte-des-femmes-en-iran-femme-vie-liberte.html

 

Traducción: F.E. para antikapitalistak.org

Print Friendly, PDF & Email
Share This