ESK convoca un paro de 4 horas en defensa de los convenios colectivos el próximo 4 de Julio

uztailak4El próximo 7 de julio es una fecha marcada en rojo en el calendario laboral de todas y todos nosotros. Ese día dejarán de ser de aplicación los convenios colectivos que regulan las condiciones laborales de miles de personas trabajadoras de la CAPV; ese día caduca la ultraactividad de todos aquellos convenios que estuviesen caducados a fecha de entrada en vigor de la reforma laboral del PP.

En las últimas semanas la lucha por desbloquear la negociación tanto de los convenios de ámbito de Comunidad Autónoma o provincial, así como de los Convenios de Empresa se ha ido incrementando sustancialmente. A pesar de posiciones sindicales poco entendibles, cada vez son más las personas trabajadoras convencidas de la necesidad de asegurar la pervivencia de todos los convenios colectivos y de la importancia que tienen los Convenios Colectivos Sectoriales.

En ESK estamos convencidas de que la lucha es el único camino para defender lo que es nuestro. Por ello hemos decido convocar un paro de 4 horas (de 10:00 a 14:00) el próximo 4 de julio. A la misma están llamadas todas aquellas personas trabajadoras afectadas por convenios colectivos de ámbito sectorial y/o de empresa que estén sin firmar en la actualidad.

Esta jornada de paro la hemos convocado junto a LAB, CCOO y UGT. En este ámbito compartimos la visión de que no se puede abandonar a su suerte a todas aquellas personas que no tienen la protección de un convenio colectivo de empresa. Además defendemos unos convenios blindados ante la reforma laboral y que mantengan el poder adquisitivo (subidas salariales referenciadas al IPC).

Muchas son las razones que nos llevan a tener esta visión. La más importante es que más del 70% de las personas trabajadoras de la CAPV están bajo el paraguas de los convenios sectoriales provinciales o autonómicos. Dejar caer estos convenios sin forzar buenos acuerdos antes del 7 de julio sería abandonar a su suerte a una gran parte de la gente trabajadora, precisamente a la que menos capacidad de lucha y presión puede tener.

Además, no podemos olvidar que la posibilidad de hacer buenos convenios de empresa depende directamente de la existencia de convenios de ámbito superior que marcan una referencia fundamental. Si esos convenios sectoriales desapareciesen, la negociación empresa a empresa sería mucho más dificultosa.

La solidaridad es una razón más para que todos y todas salgamos en defensa de la negociación colectiva. Más allá de que unos tengamos el convenio firmado o de que otras tengamos convenio de empresa, todas y todos somos clase obrera. Todas estamos al mismo lado de la barrica y tenemos un oponente común. En cada lucha que perdemos nuestro enemigo se refuerza. ¡Si tocan a uno nos tocan a todas!

Nunca nos han regalado nada, todo lo hemos tenido que ganar.

El 4 de julio todas y todos a parar.

 

Share This