ELKARRIZKETA P. AZPARREN EZKER SOBERANISTA.

Kapitalismoaren Jainkoak eta Merkatuaren Legeak Euskal Herriaren zati bat EAJko jeltzaleen eskutik gobernatzen jarraituko dute datozen lau urteetan,

Patxi AzparrenEuskal Autonomia Erkidegoko azken hauteskundeek argi utzi dutena, zalantzarik gabe, Euzko Alderdi Jeltzalearen kontinuismoa izan da, non kudeaketa ideologiaren gainetik jarri den berriro. Zaila da Europa osoan EAJ bezain hegemonikoa eta zeharkakoa den alderdi politiko bat aurkitzea, non non osasun- eta ekonomia-krisi betean, baita ustelkeria politikoko kasu batzuk agertzearekin eta Zaldibarko zabortegiaren kudeaketa negargarriarekin ere, ohiko botere-kotari eustea lortu duten.

Horri gehitzen badiogu ezker tradizionalak aurkeztutako proposamenak benetako alternatiba bat aurkeztetik oso urrun egon direla, aurreikus zitekeen hautestontziak berretsi zutenaz ohartzea. Zalantzarik gabe, ezker alternatiboa ordezkatzen duten sektoreak hausnarketa sakona habiatu behar dugu jeltzaleek planteatutako politika neo-liberal kaltegarrietatik aldentzeko, euskal herritarreui eredu bat eskaintzeko.

Patxi Azparren, antropologo eta aktibista sozialaren eskutik, hautestontziek utzitako hainbat gako azalduko ditugu hurrengo elkarrizketan.

Iosu del Moralek egindako elkarrizketa. Antikapitalistak-ko militantea.

Zer gogoeta orokor ateratzen dituzu Eusko Legebiltzarrerako hauteskundeetako azken emaitzetatik?

Abstentzio horren altua izanda, irakurketa ez da horren erraza. Baina joera batzuk baieztatu dira. PNV alderdi sistemikoa da, sektore kontserbadoeek elikatzen dute beharra dagoenean. PNV-PSE taldeak sistema babesten duten talde nagusiak dira. Hauteskune autonomikoetan bozka mugimenduak PNVruntz mugitzen dira, Madrilgo huteskundeetan gutxiago. Gainera, oraingo honetan nazionalista espainiarrek gutxiago bozkatu dute.

PNV azkeneko hilabeteetan izan dituen arazoak zirela medio, jeitsiera aurreikus zitekeen, baina kasu honetan, abstenzio handia komeni zitzaion.

Egoera normalizatuago batean, agian, ezkerreko bi zerrendek Ehbilduk eta Elkarrekin-Podemosek emaitzak hobetuko zituzten. Paradoxikoki ezegonkortasunak, zalantzak, krisiak ez dute jokatzen ezkerreko sektoreen alde, alderdi sistemikoen alde baizik. Gure jendartearen ezaugarri soziekonomikoek, soziokulturalek eta demografikoek baldintzatzen dute, ustez baino kontsebadorea eta “koldarragoa” bilakatu da Euskal Herria.

Uste duzu abstentzioak, erabakigarria izan gabe, eraginik izan duela hauteskundeetan?

Harrigarriena abstentzioa izan da. Hauteskunde mota horretan eman den altuena. Arrazoi nagusia ez da pandemia izan, beste batzuk ere egon dira. Besteak beste Komunikabide ofizialetatik eman den mezu nagusia “ez da ezer aldatuko”; betikoek irabaziko dute”. Horren aurrean, sektore batzuk ez dira mobilizatu.

Abstentzioaren gehiengoa gutxi politizatu eremuetan eman da. Kontrakoa pentsatu nahi genuke, baina ez da horrela. Abstentzioan ere sektore iraultzaileak minoritarioak dira.

Inguruko herrietan antzeko abstentzio tasak ematen dira. Oso arriskutsua litzateke hau nomalizatzea, defizit demokratikoa handituko luke-eta.

Osasun eta ekonomia krisia, edota hainbat eskandalu (De Miguel, edo Zaldibarko zabortegiaren kudeaketa),eman diren bitartean gobernua izanik, zergatik ez da kaltetua izan hautestontzietan?

Ustelkeria kasu larrienek oraindik ez dute epaiegietako bidea bukatu. Izan ere, horregatik zuen hainbesteko presa PNVk hauteskundeak egiteko.

Bestalde, epidemiaren kudeaketan, estekikoki, oso trebea izan da. Itxialdian PSOE baino malguagoa zela erakutsi nahi izan du. Hau da, klase ertainak entzun nahi zuena esan zuen: “laster aterako zarete”; “oporretara joango zarete guri esker”; “Osakidetzak kontrolpean du epidemia”. Datu epidemologikoak hauteskunde kanpainarako egokitu ditu, eta ondo atera zaio.

Bere bozka eremu tradizionalez gain, azkenekoetan PNVk beste bi eremutan ere arrantza egiten du: PPk odezkaritza zabala zeukan auzoetan; PSOEren botoemaile tradizionalen seme-alabengan. PNVk PPri eta PSOEri botoemaile kentzen dizkie egun, baina PNV mugimendu antisistemiko guztiak eusteko harresia denez, Estatu espainiarrak laguntzen dio. Orain Estatu espainarrak ez du Mayor Oreja bat behar, Urkullu baitu bere alde.

Posible ikusten duzu PNV-PSOE binomiotik pasatzen ez den gobernu alternatibarik?

Bistan da, gainera PNV ala PSOE baleude, ez litatzeke “alternatiboa“ izango. Akats estrategiko larria da, egun, PNVk ala PSOEk eraldaketaren alde dauden indarrekin zerbait adostuko dutela pentsatzea. PNVk eta PSOEk arlo soziekonomikoan eredu berbera babesten dute. PNV neoliberalismotik; PSOE sozialiberalismotik. Alternatiba bat gorpuztu nahi izatekotan, bikote sistemiko hori gainditu behar dugu.

Oreretako alkateohia den Julen Mendozak idatzi berri du:”Alternatiba sendoak eraiki, eta herri proiektu eraldatzaileak sortu, ekonomiatik, hezkuntzatik, gizartetik”.

Nik bat egiten du hausnarketa horrekin. Denbora behar da eta legebiltzarratik kanpo ere zorrotz lan egin behar da sindikatu eta herri mugimenduekin alternatiba gauzagarriak eraikitzen hasteko eta gorbernuetatik oposiziora bidaltzeko gai izango garela ikusarazteko. Konfiantza gure indarretan, gure herrikideengan eta herrikideak guregan.

Nola aztertzen duzu eskuina eta ultraeskuina, Estatuan 11 milioi boto-emaile inguru izanik eta boterean etengabe txandakatzen den aukera politikoa, gure lurraldean ia lekukotasunik gabekoa izatea?

Franco hil zenean, estatu espainarrean populazioaren zati handi bat (agian %40-50) frankista zen. Frankista horiek eta bere ondoengo gehienek PPn aurkitzen zuten ordezkaritza. Denbora aurrera egin ahala, faszismoak forma berriak hartu ditu. Europa osoan gertatzen ari da, goiz ala berandu PPren eskuinaldean horrelako mounstro bat sortu behar zen eta testu-inguru jakin batean Estatu espainiarrean suertatu da; VOX.

Testu-inguru horrek osagarri bereziak hartzen ditu Estatu espainarrean: globalizazioari erantzun identitario española; Catalunyako Prozesuari muturreko oposizioa, migrazio mugimenduei xenofobia, 2008ko krisiari populismo eskuindarra… Osagarri horiek bilduta “ulergarria” (ulergarria bezain kezkagarria, alegia) da Estatu espainarrean horrelako portzentaiak lortzea, eta hain zuzen ere, osagarri horiek dituelako, Hego Euskal Herrian oso leku gutxi du. Mendebaldeko hiru herrialdetan oso gutxi eta Nafarroa Garaian UPN egonik, lehiakidea du.

Eta alderdi ezkertiarrei dagokienez, euren emaitzei eta proposamenei buruz zerbait azpimarratuko zenuke?

Emaitzek ez dute errealiate soziala ondo islatzen. Izan ere, hauteskunde mota hau horretarako egiten da, indarrean dagoen ereduaren aldekoek abantaila ukan dezaten. Nik PSOE eskuinean kokatzen dudanez, emaitzak txarrak izan dira: Eskuinak: 48 ; ezkerrak: 27.

Ehbilduren emaitzak nahikoa onak izan dira eta kasualitatez 1.700 bozken alde txiki batengatik ez dira 3 legebiltzarkide gehiago izan. Elkarrekin-Podemosenak, berriz, eskaxak.

Madrilen Podemos eta PSOE elkartutakoan, Podemosen eremua txikitu da, batik bat Hego Euskal Herrian. Duela lau urteko hauteskundeetan Ehbilduren ezkerraldean kokatzen zela zirudien, oraingoan, eta Lander Mrtinezen taldeak PNV-PSOEen aurrekontuak babestu eta gero, nortasun krisi larria pairatu du Podemosek.

Ehbilduk ez du sabaia jo. Zenbaitek uste dute Ehbilduk emaitzak hobetzen dituela mezua “moderatzen-apaltzen” badu. Nik, kontrakoa uste dut, PNV-PSOEri sinesgarritasunez aurre egiten dionenean, gora egiten du eta euskal ezkerraren erreferentzia nagusia bilaka daiteke; PNV ala PSOErekin komuneko esparruak bilatzen baditu, ahultzen da.

Elkarrekin-Podemosen egoera zailagoa da. Hego Euskal Herrian, eremu abertzaletik kanpo,  PSOEtik ezkerraldean jaiotzen diren ezkerreko beste koalizioek arazo bera izaten dute: batzuek PSOEren itzaletan bukatzen dute; besteek ezin dute Ezker Soberanistarekin bat egin; emaitza: bozka galera eta parlamentuetatik at geratzeko arriskua.

Nire ustez, abertzalea ez den ezkerrak ezker Independentistarekin akordio estategikoak egiteko gaitasuna ez duen bitartean, behin eta berriz errepikatuko da. Eremu hori PSOEren mesede zatituko da. Bestalde, guk ,ezkerreko abertzaleok, abertzalea ez den ezker horrekin akordio estrategikoak lortzen ez ditugu bitartean, ez gara alternatiba izango. Badazezpa, errepika dezadan, PSOE ez dut eskerrean kokatzen

Zure ustez, Elkarrekin Podemosen edo EhBilduren ezkerretara ba al dago espazio soziopolitikorik?

Elkarrekin-Podemos eta Ehbilduen jardun politiko nagusia posibilismoan kokatu da. Biak saiatu dira Bloke Sistemikoan dauden alderdekin akordioak egiten. Saiakera hori Bloke Sistemikoaren onerako suertatu da. Bi koalizioek lan instituzionala lehenestu dute eta horrek ondorioak ekarri ditu, besteak beste euren oinarri soziala eguneroko militantzian desaktibatu da.

Euren ezkerraldean, lekua, egon badago, baina epe laburrean, nire ustez, hauteskundetarako eskaintza bilakatuko balitz, ez luke emaitza onik lortuko. Interesgarriagoa da, aldiz, jardun antisistemikoari eustea herri-mugimenduetan   eta sindikalismoan. Hor lekua eta beharra dago, eta ziur naiz hortik estutuko bagenitu, EHbildun eta Elkarrekin-Podemosen ildo estrategikoetan aldaketak sortuko liratekeela.

Patxi Azparren Olaizola . Donostia 1968

Antropologoa, euskara irakaslea, antimilitarista, ABK taldearen ordezkaria Lizarra-Garazi talde iraunkorrean, Euskaria Fundazioko kidea,  desobedientzia zibileko hainbat ekimenetan aritutakoa.


EL DIOS DEL CAPITALISMO Y LA LEY DEL MERCADO SEGUIRÁN GOBERNANDO UNA PARTE DE EUSKAL HERRIA DURANTE LOS PRÓXIMOS CUATRO AÑOS DE LA MANO DE LOS JELTZALES DEL PNV.

Si algo han dejado claro las últimas elecciones en la Comunidad Autónoma Vasca, ha sido sin duda el continuismo del Partido Nacionalista Vasco, donde la gestión ha vuelto a primar sobre la ideología. Es difícil encontrar un caso en toda Europa, donde un partido sea tan hegemónico y trasversal como el PNV, que en plena crisis sanitaria y económica, e incluso con la aparición de algunos casos de corrupción política y la nefasta gestión del vertedero de Zaldibar hayan conseguido mantener su cota de poder habitual.

Si a esto le sumamos que las propuestas presentadas por la izquierda tradicional han estado muy lejos de presentar una verdadera alternativa era más que previsible advertir lo que vinieron a corroborar las urnas. Sin duda es tiempo de que los sectores que representan una alternativa real y rupturista empiecen a reflexionar para ofrecer a la ciudadanía vasca un modelo que nos aleje de las nocivas políticas neo-liberales planteadas por los jeltzales.

De la mano de Patxi Azparren, antropólogo y activista social, desgranamos en la siguiente entrevista algunas de las claves producidas durante la última cita con las urnas.

Entrevista realizada por Iosu del Moral. Militante Antikapitalistak.

¿Qué reflexiones generales sacas de los últimos resultados en las elecciones al Parlamento Vasco?

Siendo la abstención tan alta, la lectura no es tan fácil. Pero se han confirmado algunas tendencias. El PNV es un partido sistémico, alimentado por sectores conservadores cuando hay necesidad. Los partidos PNV-PSE son los principales partidos que apoyan el sistema. En las elecciones autonómicas los movimientos de voto se mueven hacia el PNV, menos en las elecciones estatales. Además, en esta ocasión los nacionalistas españoles han se han abstenido más.

Debido a los problemas que ha tenido el PNV en los últimos meses, se podía prever un descenso, y en este caso, le convenía una gran abstención.

En una situación más normalizada, quizá dos listas de izquierdas, Ehbildu y Elkarrekin-Podemos hubieran mejorado los resultados. Paradójicamente la inestabilidad, la duda, la crisis no juegan a favor de los sectores de izquierda, sino a favor de los partidos sistémicos. Las características socioeconómicas, socioculturales y demográficas de nuestra sociedad condicionan el hecho de que Euskal Herria se haya vuelto más conservadora y “cobarde” de lo que se cree.

¿Piensas que la abstención sin ser determinante haya podido afectar de alguna manera en los comicios?

Lo más sorprendente ha sido la abstención. El dato más alto que se ha dado en este tipo de elecciones. La causa principal no ha sido la pandemia, también ha habido otras. Entre otras cosas, el mensaje principal que se ha dado desde los medios de comunicación oficiales;”no va a cambiar nada”; ganarán los de siempre”. Frente a ello, algunos sectores no se han movilizado.

La mayoría de la abstención se ha dado en zonas poco politizadas. Nos gustaría pensar lo contrario, pero no es así. Lo sectores revolucionarios en la abstención también son minoritarios.

En los pueblos vecinos se dan tasas de abstención similares. Sería muy peligroso normalizar esto, porque aumentaría el déficit democrático.

¿Cuáles son las razones para que el PNV siendo gobierno durante la crisis sanitaria y económica y con escándalos como el caso, De Miguel, o la gestión del vertedero de Zaldibar, no se haya visto perjudicado en las urnas?

Los casos más graves de corrupción aún no han terminado el camino judicial. De hecho, por eso tenía tanta prisa el PNV para celebrar elecciones.

Por otra parte, estéticamente ha sido muy hábil en la gestión de la epidemia. En el encierro ha querido demostrar que era más flexible que el PSOE. Es decir, dijo lo que la clase media quería oír: “Saldréis pronto”; “os iréis de vacaciones gracias a nosotros”; “Osakidetza tiene controlada la epidemia”. Ha adaptado los datos epidemológicos para la campaña electoral y le ha salido bien.

Además de sus feudos tradicionales de voto, en estas últimas elecciones el PNV también ha pescado en otros dos feudos: en los barrios donde el PP tenía una amplia representación; y ha recibido voto de los hijos de los votantes tradicionales del PSOE. El PNV, ha recibido voto tradicional del PP-PSE, pero como es un muro de contención de todos los movimientos

antisistema, recibe el apoyo del Estado español. Ahora el Estado español no necesita un Mayor Oreja, ya que tiene a Urkullu a su favor.

¿Ves factible alguna alternativa de gobierno que no pase por el binomio PNV-PSOE?

Evidentemente, si además hubiera PNV o PSOE, no serían “alternativos”. Es un grave error estratégico pensar que, actualmente, el PNV o el PSOE van a acordar algo con las fuerzas que están a favor de la transformación. PNV y PSOE apoyan el mismo modelo en el ámbito socieconómico. PNV desde el neoliberalismo; PSOE desde el socialiberalismo. Si queremos idear una alternativa, tenemos que superar esa pareja sistémica.

El ex alcalde de Orereta Julen Mendoza acaba de escribir: “Construir alternativas sólidas y crear proyectos de país transformadores, desde la economía, la educación, la sociedad”.

Yo comparto esa reflexión. Se necesita Denboar y se ha trabajado rigurosamente fuera del parlamento para empezar a construir alternativas realizables con sindicatos y movimientos populares y hacerles ver que vamos a ser capaces de conducir de las cumbres a la oposición. Confianza en nuestras fuerzas, en nuestros compatriotas y compatriotas en nosotros.

Yo comparto esa reflexión. Se necesita tiempo y también trabajar rigurosamente fuera de las instituciones para empezar a construir alternativas realizables con sindicatos y movimientos populares y hacerles ver que seremos capaces de llevarlos desde los gobiernos a la oposición. Confianza en nuestras fuerzas, en nuestras vecinas y vecinos y las vecinas y los vecinos en nosotras y nosotros.

¿Cómo analizas que la derecha y la ultraderecha, una opción política que en el Estado se alterna cada tanto en el poder con una estimación de voto cercana a los 11 millones de votantes, Sea prácticamente testimonial en nuestra tierra?

A la muerte de Franco, en el Estado español gran parte de la población (tal vez el 40-50%) era franquista. Estos franquistas y la mayoría de sus más afines encontraban representación en el PP. Con el paso del tiempo, ha adoptado nuevas formas de fascismo. Está ocurriendo en toda Europa, tarde o temprano iba a surgir un monstro de este tipo a la derecha del PP y en un contexto determinado ha surgido en el Estado español; Vox. En este contexto, se incluye en el Estado español elementos singulares como la respuesta identitaria española a la globalización; la oposición radical al Proceso de Catalunya, la xenofobia a los movimientos migratorios, el populismo derechista a la crisis de 2008… Con estos complementos es “comprensible” (es decir, tan comprensible como asequible) que en el Estado español se obtengan este tipo de porcentajes, y precisamente porque tiene esos complementos, en Hego Euskal Herria tiene muy poco espacio. En la 3 provincias de la CAV muy poco espacio, y con UPN en Navarra como gran competidor.

¿Y a cerca de las formaciones de izquierdas, destacarías algo sobre sus resultados y propuestas?

Los resultados no reflejan bien la realidad social. Porque este tipo de elecciones se hacen para eso, para que los partidarios del modelo vigente tengan ventaja. Como yo sitúo al PSOE en la derecha, los resultados han sido malos: derechas: 48; izquierdas: 27.

Los resultados de Ehbildu han sido suficientemente buenos y por una pequeña diferencia de 1.700 votos casualmente no ha habido 3 parlamentarios más. Los de Elkarrekin-Podemos, por su parte, son escasos.

Tras la unión de Podemos y PSOE en Madrid, se ha reducido el espacio político de Podemos, sobre todo en Hego Euskal Herria. En las elecciones de hace cuatro años parecía situarse a la izquierda de Ehbildu, y después de que el equipo de Lander Martínez apoyara los presupuestos del PNV-PSOE, Podemos ha sufrido una grave crisis de identidad.

EHBildu no ha tocado techo. Hay quien cree que Ehbildu mejora los resultados si “modera” el mensaje. Yo, creo lo contrario, cuando se enfrenta con credibilidad al PNV-PSOE, sube y puede convertirse en la principal referencia de la izquierda vasca; si busca espacios comunes con PNV o PSOE, se debilita.

La situación de Elkarrekin-Podemos es más complicada. En Hego Euskal Herria, fuera del ámbito abertzale, las otras coaliciones de izquierda que nacen a la izquierda del PSOE tienen el mismo problema: unas acaban en las sombras del PSOE; otras no pueden tejer alianzas con la Izquierda Soberanista; el resultado: pérdida de votos y riesgo de quedarse fuera de los parlamentos.

Yo creo que mientras la izquierda no nacionalista no tenga capacidad de acuerdos estratégicos con la izquierda independentista, se repetirá una y otra vez. Esta zona se dividirá en favor del PSOE. Por otro lado, mientras nosotros, los abertzales de izquierdas, no alcancemos acuerdos estratégicos con esa izquierda no abertzale, no seremos alternativa. Para que quede claro y a riesgo de repetirme, no sitúo al PSOE en la izquierda.

¿Crees que existe algún espacio socio-político a la izquierda de propuestas como las de Elkarrekin Podemos o EH BILDU?

La principal actividad política de Elkarrekin-Podemos y Ehbildu se ha situado en el posibilismo. Ambos han intentado llegar a acuerdos con las partes presentes en el Bloque Sistémico. Este intento ha redundado en beneficio del Bloque Sistémico. Las dos coaliciones han primado el trabajo institucional y eso ha traído consecuencias, entre ellas que su base social se ha desactivado en la militancia diaria.

A su izquierda, espacio sí que lo hay, pero a corto plazo, creo que si se convirtiera en una oferta electoral, no obtendría buenos resultados. Es más interesante, en cambio, mantener una actuación antisistema en los movimientos populares y en el sindicalismo. Ahí hay espacio y necesidad, y estoy seguro de que si apretáramos por ahí, surgirían cambios en las líneas estratégicas de EHBildun y Elkarrekin-Podemos.

Patxi Azparren Olaizola . Donostia 1968

Antropólogo, profesor de euskera, antimilitarista, representante del grupo ABK en el grupo permanente Lizarra-Garazi, miembro de la Fundación Euskaria, activista que ha participado en diversas iniciativas de desobediencia civil.

Share This