DESPUES DEL ATAQUE CONTRA LA CGIL

Italia

Después del ataque a la CGIL: luces, sombras y oscuridad

Muchas personas en Italia se despertaron el 10 de octubre, después del asalto fascista a la sede nacional de CGIL en Roma, con muy mal sabor de boca. A pesar de los intentos, a veces exitosos, de reescribir la historia italiana en los últimos años, el fascismo sigue despertando miedo, indignación y consternación, especialmente en la clase obrera.

Una semana después, decenas y decenas de miles de personas se manifestaron en Roma. La policía, la misma que dejó a las y los fascistas saquear la sede de los sindicatos, contó 60.000, mientras que la organización contó 200.000, una cifra probablemente más cercana a la verdad. El pueblo antifascista de Roma, pero especialmente la gente trabajadora de todo el país, la parte de Italia que todavía resiste décadas de desastre político, social y cultural lo mejor que puede. Elementos positivos: esta gran manifestación sindical tuvo lugar, a pesar de las protestas dentro del propio gobierno contra la ruptura de la “tregua electoral”; un enorme cortejo (no planeado originalmente) marchó durante horas a Piazza San Giovanni; la presencia de muchas fábricas, incluida GKN, en estas semanas de lucha contra los despidos y proyectos posteriores al COVID para la sociedad italiana y el mundo del trabajo; una atención y una combatividad generales que no responde solo a las preocupaciones antifascistas sino también a la necesidad de una defensa real de los empleos y las condiciones de vida.

Sombras en el cuadro

Dicho esto, las cosas no son simples. Hay señales positivas, que vienen afortunadamente desde la base misma del “pueblo de izquierda” y los sindicatos, pero también hay muchas sombras. El asalto de las y los fascistas en Roma ha puesto en primer plano una realidad alarmante y brutal (de la que el ambiguo movimiento “No Green Pass” en las últimas semanas es una expresión), que ha sido alimentada por el desastre social de los meses de Covid y será aún más alimentada por la búsqueda desesperada de reconstrucción de las ganancias perdidas por los diferentes sectores del capitalismo italiano y el capitalismo internacional. El gobierno Draghi representa precisamente estos intereses (de una manera absolutamente transparente, por otra parte) y la ausencia de oposición de clase a este proyecto es preocupante.

En Italia, las y los actores y autores de novelas negras han seguido siendo durante mucho tiempo los únicos intelectuales críticos. Podemos citar a Crozza, un conocido humorista: “Amigos de la izquierda, ¿nunca habéis pensado que el fascismo ha progresado en los últimos años en parte porque habéis olvidado defender a la gente trabajadora? »

El significado de los resultados de las elecciones locales

Mientras el país estaba sacudido por los acontecimientos del lunes 18, se anunciaron los resultados de las elecciones locales en algunas de las principales ciudades italianas (incluida Roma). Las constataciones son dobles: por un lado, poco más del 30% de las y los votantes acudieron a las urnas, lo que representa la participación más baja en la historia de la República; por otro lado, el centroizquierda ha ganado en todas partes (excepto Trieste), con márgenes muy grandes. Aunque las y los periodistas de moda de los periódicos privados no lo digan, la movilización antifascista ha contribuido manifiestamente al éxito muy claro del PD. En los últimos días, el PD ha apelado precisamente a esta votación, para luego afirmar que la victoria se debió a sus políticas buenas y convincentes…

En resumen, el futuro de las principales ciudades italianas seguirá en manos de bancos, especuladores y grandes industrias. La única diferencia es que, esta vez, el alcalde de Roma o Turín habrá sido elegido por alrededor del 15% de las y los votantes (principalmente la gente que vive en el centro y los barrios acomodados)… volviendo realmente a la democracia censitaria del siglo XIX.

20/10/2021

https://lanticapitaliste.org/actualite/international/en-italie-apres-lattaque-contre-la-cgil-lumieres-ombres-et-penombre

Traducción: F.E. para antikapitalistak.org

Print Friendly, PDF & Email

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Share This