21 viernes: la gente determinada a lograr que su revolución triunfe

Ryad Hamadi

Se había especulado mucho con el impacto de los éxitos del equipo de fútbol en la copa de África sobre la movilización popular. Era no tener en cuenta la determinación de la gente de proseguir la movilización hasta la satisfacción de su reivindicación: la de que se vayan el sistema y las figuras que lo simbolizan.

También este viernes, el 21º tras el 22 de febrero, eran centenares de miles de personas las que acudían a la cita en varias wilayas para exigir de nuevo que se vayan “todos”. “Yetnahaw Gâa”, según una fórmula ya consagrada.

En Argel, aunque la movilización no era de la amplitud de la del viernes anterior, los manifestantes, hombres, mujeres, jóvenes y menos jóvenes, han tomado el centro de la capital, no lejos de la Gran Poste, lugar emblemático de la protesta desde el comienzo de la insurrección ciudadana, para reclamar el cambio del sistema y denunciar a las dos “B”, Abdelkader Bensalah y Noureddine Bedoui, a las que niegan el derecho a organizar las elecciones.

Aunque sea de destacar la ausencia casi total del emblema amazigh, por temor sin duda a las represalias y las detenciones, hay que constatar también que la principal consigna coreada desde el comienzo de la manifestación ha sido la que se refiere a la consagración del Estado civil. “Dawla Madania machi askaria, Estado civil y no militar”, han entonado durante toda la manifestación miles de voces. Las y los manifestantes han gritado igualmente consignas a favor de las y los detenidos del Hirak y a favor de las libertades de prensa y de expresión.

A pesar de un enorme despliegue policial, la gente ha conservado el carácter pacífico de sus manifestaciones. Algunas detenciones han sido realizadas en Argel pronto por la mañana y una manifestante ha sido detenida en Jijel, acusada de haber enarbolado una bandera amazigh. Pero globalmente las manifestaciones se han desarrollado sin incidentes.

Dentro de 10 días el movimiento popular emprenderá su sexto mes. En ausencia de una verdadera oferta política proveniente del poder, con medidas de apaciguamiento, es poco probable que asistamos a un retroceso de las manifestaciones como desea el régimen.

12/07/2019

¡Solidaridad con la abandonada población de Idlib!

Siria

/Christian Babel, Pierre Bellenger et Pierre Arnaud)

El jueves 20 de junio, dos miembros de la oposición siria democrática celebraban en París una conferencia de prensa intentando sacudir la indiferencia que sufren los cuatro millones de habitantes y refugiados y refugiadas de la región de Idlib en Siria. Estas personas están sometidas a la vez al bloqueo y a los cínicos y criminales bombardeos del régimen sirio y de sus aliados, así como a la opresión de las milicias de Hayat Tahrir al-Cham (HTS, ex Al Nusra ligada a Al Qaeda) que se han impuesto sobre las demás fuerzas armadas que se oponen a Assad.

Esta conferencia de prensa era animada por Brita Hagi Hassan, presidente del Consejo local de Alepo, en huelga de hambre desde el 8 de junio, que ha publicado el llamamiento “Salvad Idlib” en la prensa francesa y Akram al Ahmed, director del Sirian Press Center, presidente de la Carta ética de los medios sirios. El alcalde tuvo que huir de Alepo-Este a la caída de la ciudad a finales de 2016 para refugiarse en Francia. La mayor parte de las y los alepinos que se negaban a asumir el yugo del régimen sirio se refugiaron en la región de Idlib, igual que los de la Duma oriental y de todas las regiones aplastadas por los bombardeos y la política de “tierra quemada” que realiza Bachar al Assad. Se trata de la última zona de refugio del pueblo sirio insurrecto, cuando las fronteras jordana y turca están cerradas, por no hablar de las de la Unión Europea.

Una “desescalada” para mejor retomar la ofensiva

Brita Hassan denuncia el escándalo que constituye el abandono por la “comunidad internacional” de estas poblaciones que sufren, desde el mes de abril, una ofensiva feroz de las fuerzas de Assad apoyadas por la aviación rusa, con un nuevo desplazamiento de más de 500.000 habitantes que han perdido todo. Más de 200.000 personas se amontonan actualmente en la frontera turca, bajo los olivos, y ni siquiera tienen una tienda de campaña para protegerse del sol y de la lluvia. Un millón de niños y niñas han quedado de nuevo sin escolarizar.

Sin embargo, en septiembre de 2018, bajo la presión de Rusia y de Turquía dos “padrinos” que juegan sus propias bazas, se había firmado un “acuerdo de desescalada” que debía poner fin a las acciones militares en esta zona sobrepoblada. Como siempre, el ejército de Assad ha utilizado el tiempo de la tregua para reorganizarse, obtener informaciones actualizadas sobre las infraestructuras, en particular hospitales, centros de comunicaciones… para volver a la ofensiva.

Desde el mes de abril, 25 hospitales y centros médicos, numerosos almacenes y mercados, escuelas, y 35.000 casas de 200 localidades de la región han sido destruidas por los bombardeos incesantes del régimen y de sus aliados, provocando además numerosas muertes y personas heridas. Esta ofensiva ha permitido a las tropas de Assad la recuperación de 20 pueblos en un primer momento. Pero las poblaciones, manifestando en la calle su cólera contra las fuerzas islamistas de HTS que para cimentar su dominio sobre la región habían preferido combatir a las demás fuerzas rebeldes que al régimen, han forzado a las diversas milicias a defender la región contra las fuerzas de Assad y del régimen iraní, infligiéndolas varias derrotas sobre el terreno y frenando la ofensiva en curso.

Catástrofe humanitaria

 

En el momento actual se refuerza por tanto la perspectiva de los bombardeos permanentes contra las zonas civiles. La rabia se apodera de este pueblo martirizado, al constatar el abandono que sufre frente a Assad y sus aliados, y también frente a las fuerzas integristas que van avanzando militarmente, pero todavía no en el control de los espíritus y de las estructuras de la sociedad civil. Los dos opositores, Brita Hagi Hassan y Akram al Ahmed, se hacen los portavoces de una exigencia de soluciones de urgencia frente a la catástrofe humanitaria que se está produciendo, y también de la liberación de las 100.000 personas presas políticas y desaparecidas amenazadas de exterminio por el criminal régimen sirio, dimensiones perfectamente identificadas por instituciones internacionales como la ONU.

Las y los anticapitalistas y revolucionarios deben asumir estas exigencias, y frente a la ceguera actual, incluso de la izquierda, deben afirmar sin cesar la necesaria solidaridad entre los pueblos contra todos los poderes opresores, cualesquiera que sean.

Martes 9 de julio de 2019

Argelia : “Pacto político por una verdadera transición democrática”

(Hassane Saadoun)
Partidos políticos, asociaciones y personalidades nacionales se han reunido este miércoles 26 de junio en la sede del RCD en Argel para discutir sobre la situación política del país y encontrar una salida favorable a la revuelta actual.

Partidos como el FFS, el RCD, el PT, el MDS, el PST, ONGs como la LADDH y personalidades nacionales como Djamel Zenati ha tomado parte en la reunión. Han salido de ella con un documento que explicitaba las condiciones sin las que “ninguna negociación y ninguna transición democrática son posibles”.

Según el comunicado que ha sancionado la reunión, la primera de estas condiciones es la “liberación inmediata de todas las personas detenidas políticas y de opinión”. Para emprender el diálogo, las y los participantes exigen igualmente “la liberación del campo político y mediático” y “que se acabe inmediatamente con los acosos judiciales y las amenazas contra las y los ciudadanos, militantes de partidos políticos y sus organizaciones, del movimiento asociativo, sindicalistas, militantes de los derechos humanos, periodistas, etc.”.

La última condición planteada por los partidos, asociaciones y personalidades políticas de la oposición democrática: “La detención inmediata de la liquidación de las riquezas nacionales y la recuperación de los bienes expoliados”.

Las y los participantes defienden “la organización de un período de transición que reúna los medios políticos para la expresión de una verdadera soberanía del pueblo y la edificación de un Estado de derecho”. Este último deberá estar basado, entre otras cosas, en la independencia de la justicia, la separación y el equilibrio de los poderes, la no utilización de la religión, del patrimonio y de los símbolos de la nación para fines políticos, la igualdad en derechos entre los hombres y las mujeres, así como en el respeto de todos los pluralismos.

Los partidos, asociaciones y personalidades que han tomado parte en la reunión han dibujado un cuadro de la situación política. Han estimado en particular que hoy “el poder real está asumido y ejercido por entero por el estado mayor del ejército”.

“La organización de unas elecciones presidenciales en el marco del sistema actual solo servirá para su regeneración”, estiman las y los participantes que han subrayado igualmente “la necesidad de preservar el carácter pacífico, unitario y nacional del movimiento popular con el objetivo de instaurar un proceso constituyente soberano que tenga en cuenta las aspiraciones democráticas y sociales de la inmensa mayoría del pueblo”.

Frente a la protesta, “formidable demostración de las fuerzas populares”, los partidos y asociaciones denuncian que “el poder multiplica las maniobras con la única esperanza de hacer fracasar esta ola ciudadana e impedir toda alternativa política creíble para un cambio democrático radical”.

La prohibición del emblema amazigh en las manifestaciones y la “judicialización de la acción política” han estado también en el orden del día de la reunión. Constituyen “derivas” contra las que las y los participantes en la misma han puesto en guardia, estimando que “intentan sembrar la división, el miedo y la confusión”.

26/06/2019

https://www.tsa-algerie.com/des-partis-des-sociations-et-des-personnalites-devoilent-leur-pacte-politique-pour-une-veritable-transition-democratique/


Las y los abajo firmantes, partidos políticos, personalidades y representantes de la sociedad civil que militan por la soberanía popular y la alternativa democrática, reunidos el 26 de junio de 2019 en Argel, saludamos la movilización y la determinación del pueblo argelino, más que nunca decidido a imponer pacíficamente un cambio radical del sistema autoritario.
Hemos subrayado la necesidad de preservar el carácter pacífico, unitario y nacional del movimiento popular con el objetivo de instaurar un proceso constituyente soberano que tenga en cuenta las aspiraciones democráticas y sociales de la inmensa mayoría del pueblo.

Consideramos que la organización de unas elecciones presidenciales en el marco del sistema actual solo servirá para su regeneración.

El carácter pacífico y unitario de las manifestaciones es la expresión de la madurez política de la población, es igualmente la cristalización de las luchas contra un sistema liberticida y antisocial que persiste en la negación del derecho y de la democracia y que ha desviado las aspiraciones del pueblo argelino desde la independencia del país.

Frente a esta formidable demostración de las fuerzas populares, el poder multiplica las maniobras con la única esperanza de hacer fracasar esta ola ciudadana e impedir toda alternativa política creíble para un cambio democrático radical.

Hoy el poder real está asumido y ejercido por entero por el estado mayor del ejéricto.

La prohibición del emblema amazigh en las manifestaciones públicas y la judicialización de la acción política son pruebas suplementarias de lo anterior.

Denunciamos y ponemos en guardia contra tales derivas que intentan sembrar la división, el miedo y la confusión.

La mayoría del pueblo argelino ha salido de su silencio, se ha expresado a favor de un cambio del sistema para instaurar un estado de derecho democrático y social.

– Ninguna negociación y ninguna transición democráticas son posibles sin:

– La liberación inmediata de todas las personas detenidas y de opinión.

– La liberación del campo político y mediático.

– La detención inmediata de los acosos judiciales y de las amenazas contra las y los ciudadanos, militantes de partidos políticos y de sus organizaciones, del movimiento asociativo, sindicalistas, militantes de derechos humanos, periodistas…

– La detención inmediata de la liquidación de las riquezas nacionales y la recuperación de los bienes expoliados.

Esto pasa por la organización de un período de transición que reúna los medios políticos para la expresión de una verdadera soberanía del pueblo y la edificación de un Estado de derecho democrático basado en:

– La Independencia de la justicia

– La separación y el equilibrio de los poderes

– La no utilización de la religión, del patrimonio y de los símbolos de la Nación para fines políticos

– La igualdad en derechos entre hombres y mujeres

– La no utilización de la violencia para la conquista y el ejercicio del poder

– El derecho de asociación y el derecho de organización sindical sometidos solo al régimen declarativo.

– El derecho de reunión, de organización y de manifestación.

– La garantía por el Estado de los derecho sociales y económicos fundamentales de las y los ciudadanos.

– La consagración de las libertades individuales y colectivas, sindicales y el derecho de huelga

– La soberanía popular sobre las riquezas naturales de la nación.

– La consagración del papel del Estado en la dirección del desarrollo nacional y la lucha contra las desigualdades socioeconómicas y la pobreza.

– El respeto de todos los pluralismos

Las y los participantes están determinados a trabajar en un marco unitario abierto a todas las fuerzas que se reconocen en la alternativa democrática para permitir al pueblo argelino recobrar toda su soberanía.

Expresamos nuestra solidaridad indefectible con los pueblos que luchan por su libertad y su soberanía en todo el mundo.

Viva Argelia libre y democrática

Gloria a nuestros mártires

Argel, 26/06/2019

 
 

La situación en Waziristán: ¡Liberen a Ali Wazeer, Mohsin Dawar y activistas de PTM!

 por Farooq Tariq.

El 26 de mayo, el ejército disparó contra una protesta no violenta del Movimiento de Defensa Pashtun (PTM), matando al menos a 13 personas e hiriendo a decenas. Los dos miembros de la Asamblea Nacional del PTM fueron arrestados, Ali Wazeer primero y Mohsin Dawar más tarde. Se impuso el toque de queda en Waziristán.

Se ha lanzado una Campaña Internacional de Solidaridad. Ver en la llamada internacional de ESSF – Pakistán: liberar a Ali Wazeer y Mohsin Dawar, retirar los casos falsos de la policía

Por favor apoyalo!

El siguiente artículo presenta una actualización.

Después de las protestas masivas en Waziristán y en las redes sociales, el toque de queda de 11 días se levantó el 17 de junio de 2019.

El toque de queda, impuesto el 6 de junio, creó una crisis humanitaria. Dado que los medios de comunicación no pueden cubrir esta región, es difícil obtener información definitiva. Sin embargo, los medios de comunicación social han reportado tres muertes causadas por la inanición y la falta de medicamentos.

Anteriormente, la administración del distrito había impuesto el artículo 144 del Código de Procedimiento Penal. Esta es una ley de la época colonial que regula el mantenimiento del orden público.

Bajo la Sección 144, más de cinco personas no pueden reunirse en ningún lugar público. En consecuencia, las protestas públicas, las sentadas o los mítines se vuelven ilegales.

Después del 11 de septiembre, Waziristán ha estado en los titulares mundiales como un campamento base para los talibanes y al-Qaida. Sin embargo, el año pasado surgió un movimiento social de masas: el Movimiento de Defensa Pashtun (PTM) que transformó el panorama socio-político de la región. El PTM es un movimiento no violento que, por un lado, es anti-talibán, por el otro, desafía al establecimiento militar.

La principal demanda del PTM es la rehabilitación de los residentes de Waziristán desarraigados a raíz de las operaciones contra los talibanes lanzadas por el estado paquistaní, además de una investigación sobre asesinatos extrajudiciales. De la noche a la mañana, el PTM se convirtió en una plataforma para el pueblo de Waziristán entre el ejército de Pakistán y los talibanes.

Dos líderes del PTM, Ali Wazeer y Mohsin Dawar, gracias a la popularidad del PTM, fueron elegidos para la Asamblea Nacional en las elecciones generales del año pasado.

El 25 de mayo, las fuerzas de seguridad abrieron fuego contra una protesta pacífica en una aldea de Waziristán, dirigida por Ali Wazir y Mohsin Dawar. El disparo dejó al menos 13 muertos, mientras que las puntuaciones resultaron heridas.

Ali Wazeer, también en el comité central de The Struggle (un grupo asociado con la Cuarta Internacional en Pakistán), fue arrestado en el lugar mientras rescataba a un compañero herido. Afortunadamente sobrevivió al fuego directo sobre él. Ha estado encarcelado desde entonces por cargos de terrorismo. Hay informes de que Ali Wazeer fue físicamente torturado por las fuerzas de seguridad.

De acuerdo con los procedimientos oficiales, cuando un miembro de la Asamblea Nacional es arrestado, el orador de la Asamblea emite una orden de producción y el miembro arrestado asiste a la sesión de la Asamblea para explicar su lado de la historia.

En el caso de Ali Wazeer y Mohsin Dawar, a pesar de una demanda de los miembros de la Oposición, el orador se ha negado a emitir las órdenes de producción de los dos.

Antes del arresto de Ali Wazir el 25 de mayo (Mohsin Dawar realizó un arresto una semana después del arresto de Ali Wazir), el establecimiento militar advirtió públicamente a los líderes del PTM sobre las terribles consecuencias. Un portavoz militar de alto nivel, mientras se dirigía a una conferencia de prensa, presentó a los líderes del PTM como una quinta columna. Aconsejó a los medios de comunicación no cubrir el punto de vista de PTM.

Tal ha sido el nivel de manipulación de los medios de comunicación que la tragedia del 25 de mayo no se informó como un caso de disparos militares contra los manifestantes. Por el contrario, los principales medios de comunicación presentaron los disparos militares como un caso de legítima defensa tras un violento ataque al puesto de control militar. Sin embargo, han surgido una serie de videoclips desde los que se demuestra que Ali Wazir y sus compañeros estaban desarmados y no eran violentos. Sin embargo, una campaña aterradora de difamación para difamar al liderazgo del PTM, particularmente Ali Wazir y Mohsin Dawar, se está llevando a cabo en los medios de comunicación principales y en las redes sociales.

Es difícil decir si Ali Wazir y Mohsin Dawar saldrán pronto o no. Sin embargo, por un lado, su popularidad se ha disparado en las zonas de Pushtoon, por otro lado, su arresto por cargos de terrorismo es siniestro.

Incluso si son liberados en un futuro cercano bajo presión pública, sus vidas siguen amenazadas. En el futuro, también puede haber intentos de revocar su mandato parlamentario a través de algunos trucos sucios. Por lo tanto, es un asunto urgente que una campaña de solidaridad internacional se construya no solo para su lanzamiento inmediato sino también para su futuro seguro.

17 de junio de 2019

Gailurraren aurkako erresistentzia eraikitzera goaz, Iruñean ere

G7 Ez! plataforma aurkeztu dugu Iruñean. Hauxe da agerraldian irakurritako adierazpena:

2019ko abuztuaren 24, 25 eta 26ean G7aren gailurra Euskal Herrian egingo da, Miarritzen. Mendebaldeko potentzia handien nagusitasunaren sinboloa da G7aren gailurra, kapitalismoa betikotu eta neoliberalismoan sakontzeko konpromisoak hartzea bait da helburu nagusiena. Eta konpromiso horien arabera erabakitzen dituzte beste herriei inposatuko zaizkien politikak.
G7 gailur horrek badu berezitasun bat: Euskal Herrian izango da, kapitalismoaren, heteropatriarkatuaren eta inperialismoaren zapalkuntzei erresistentzia, elkartasuna eta bestelako mundu bat eraikitzeko borondatea sustraituak eta bizirik dirauten lurraldean.

Aurtengo abuztuan G7 osatzen duten estatuen helburua herritar gehienontzako ondorio latzak dakartzala jada ezaguna den mundu bat bersortu eta indartzea izango da: klima aldaketa, desberdintasunen areagotzea, gerra inperialistak, indarkeria martxistaren areagotzea, migrazio behartuak, banka eta transnazionalen nagusitasuna,… Krisian dagoen sistema kapitalista globalizatua, alor sozial, politikoa, zein ingurumenean guztiongan ondorio gogorrak eragiten dituena, baita eremu pribatu eta zaintzarenean ere, heteropatriarkatu eta kapitalaren arteko aliantza eusten duen zutabea.

Hau gutxi balitz, G7ak Miarritzen iraungo duen denboran askatasun publikoak erabat mugatuak izango dira, manifestazio eskubidea esaterako. Egiazko setio egoera eta indar polizial ezberdinen okupazio itogarria inposatuko da hainbat egunez.

Herritarrak G7aren aurka mobilizatu eta Euskal Herritik ere mundu berri bat eraikitzen ari garela aldarrikatzeko G7 EZ! Plataforma osatu dugu, baita Iruñean ere, hainbat elkartek, herri mugimenduk, sindikatuk zein alderdi politikok. Gure eskualdean, Iruñerrian, gailurrari aurre egiteko antolatu gara baina Euskal Herria osatzen duten herri ezberdinek bat egiten duten antolakundearen barruan.

Herritarrei dei egiten diegu G7 eta bere politika hiltzaileen aurka aritzera eta haien mundua ordez, jada eraikitzen ari garen bestelako mundua nahi dugula aldarrikatzera.

Justitzia soziala, elkartasuna eta berdintasuna oinarri dituen eredu berri baten alde mobilizatuko gara, eredu eta mundu bat non pertsonok eta herriek gure etorkizuna nolakoa izango den erabaki ahalko dugun.
Iruñean gailurraren aurkako erresistentzia eraikitzeko datorrenAPIRILAREN 16AN, ASTEARTEA, 18:30ETAN ZABALDIN izango den ZERO ASANBLADARA herritar guztiak gonbidatu nahi ditugu.

Eskuz esku mundu berri bat eraikitzen ari garelako, G7 EZ!

Hauek dira Iruñeko plataformara atxikitu diren eragileak:

ALDERDI POLITIKOAK: Sortu, EH Bildu, Orain Bai, Antikapitalistak Nafarroa, PCE, Izquierda-Ezkerra.
GAZTE ANTOLAKUNDEAK: Ernai, Gazte Komunistak, Txokogorri eta Antsoaingo gazte mugimendua, Arrosadiako gazte mugimendua, Donibane (maratxa gazte mugimendua), Txantreako gazte mugimendua, Eraldatu
SINDIKATUAK: LAB, ESK, CGT, STEE-EILAS, EHNE Nafarroa.
HERRI MUGIMENDUAK: Askapena, Zabaldi, Internazionalistak auzolanean, AHT Gelditu!, Martes al Sol, SOS Arrazakeria, Karabana Mugak Zabalduz, Sasoia, Emakume Internazionalistak, ATTAC Nafarroa, Sustrai Erakuntza, AEK, Zikutak, Bilgune Feminista, Grupo Autónomo Transmarikabollo, Coordinadora Nafarroa Greba Feminista, Bardenas Libres 2018, Ahora Navarra – Nafarroa Orain, Escuela social barañain, Tomate Gorriak, Parlamentu Soziala, Pentsionistak martxan, Oneka, Iruñea Harrera Hiria, EH 11 kolore, Lugatibe, Bullerak, Ortzadar.

Ante las Elecciones 26M

El contexto general
La triple cita electoral del pasado 26M pone fin al intenso ciclo electoral que hemos vivido los últimos meses y establece ya el marco institucional en el que se va a desarrollar la dinámica política en los próximos años. La relación de fuerzas en el marco de la representación política queda conformada así en los diferentes niveles institucionales para el próximo periodo. Sin embargo, permanecen aún abiertos importantes interrogantes respecto a la formación de los gobiernos y la política de alianzas entre los distintos actores.

Por de pronto, el resultado de las elecciones del 26M pone de manifiesto una primera consideración: el reforzamiento indiscutible del PSOE a costa de una derrota generalizada de las fuerzas agrupadas en el denominado “bloque del cambio”. Esta restauración de la hegemonía del PSOE dentro del difuso “pueblo de izquierdas” muestra las limitaciones estructurales y estratégicas que ha venido arrastrando en los últimos años el proyecto de la dirección de Podemos y de las que el propio PSOE es el gran beneficiado.

Por otro lado, asistimos a una parcial recomposición del régimen en torno a la restitución de una vieja dinámica izquierda-derecha (siempre funcional al PSOE) y de la restitución de un neo-bipartidismo en forma de bloques. Una recomposición incompleta debido a la innegable crisis territorial que aún permanece (y que el ciclo electoral ha mostrado que sigue muy presente) y a la dificultad para la formación de una mayoría parlamentaria estable por parte del PSOE.

Un tercer elemento fundamental de balance para las fuerzas transformadoras es la derrota de las diferentes opciones electorales que se han presentado, bajo distintas fórmulas, en estas elecciones. Todo un ciclo político se cierra con ello bajo el colapso estratégico, la extrema debilidad organizativa, el fracaso de un modelo de unidad sin anclajes y el agotamiento de la fuerza social que había acompañado a las fuerzas del “bloque del cambio”. En este sentido, el fuerte retroceso de Podemos a nivel autonómico viene acompañado de la pérdida de prácticamente todos los “ayuntamientos del cambio”, así como de las diferentes y diversas experiencias municipalistas. Una derrota sin paliativos que bien merece una reflexión y auto-crítica profunda que no busque excusas de mal perdedor ni busque solo en causas ajenas respuestas a problemas de fondo que vienen arrastrándose desde hace años.
 

Breve balance elecciones europeas, autonómicas y municipales

Las elecciones europeas se han desarrollado en una ausencia absoluta de debate sobre el proyecto europeo. Nuevamente, la trascendencia del marco europeo para la lucha política y las estrategias de transformación ha quedado sepultado en la batalla local. En este contexto, el PSOE, siguiendo la estela de las elecciones generales, ha obtenido una contundente victoria y aparece ahora como una referencia para el nuevo intento de recomposición del proyecto de la UE junto a liberales como Macron. El resultado de UP en estas elecciones supone un fuerte retroceso aunque, paradójicamente, sitúa al espacio de UP (junto al Bloco de Esquerda portugués que, en la práctica, es la única opción claramente de izquierdas en toda Europa que mejora sus posiciones) como una referencia en un contexto general de fuerte declive las opciones de izquierdas en prácticamente todos los países de la UE.

Las elecciones autonómicas, por su parte, arrojan un resultado en el que el PSOE afianza territorialmente su estructura de poder y donde las fuerzas transformadoras (bien en el marco de candidaturas de UP o en el de otras experiencias) obtienen unos pésimos resultados. La debilidad endémica de las organizaciones de izquierdas, la falta de credibilidad de su discurso o los erráticos procesos de “unidad” son solo algunas de las cusas de esta derrota en los distintos territorios. En este sentido, el voto útil frente a la (extrema) derecha ha vuelto a ser un elemento tremendamente funcional para el PSOE.

Respecto a las elecciones municipales la derrota de las izquierdas transformadoras es si cabe aún más dolorosa. La pérdida de enclaves importantes en capitales de provincias es solo la parte más llamativa y la punta del iceberg de un retroceso muy fuerte de la representación en el ámbito local. El progresivo desinfle y desorientación estratégica de las experiencias municipalistas y de unidad popular ha significado un resultado que, salvo excepciones, nos retrotrae a posiciones muy anteriores al 2015. Entre estas excepciones no podemos dejar de señalar (y alegrarnos) por el triunfo de la candidatura de Adelante Cádiz encabezada por nuestro compañero José María González “Kichi”. Una experiencia que ha conseguido ampliar su base electoral en un contexto muy complicado gracias a un trabajo sostenido durante años de implantación social en la ciudad.
 

Perspectivas para el ciclo que viene

Todo un ciclo político se cierra dejando tras de sí un reguero de oportunidades perdidas y de posibilidades alternativas inexploradas. También de valiosas lecciones para el futuro. Sin embargo, partimos para lo que está por venir de una situación de derrota que conviene no minusvalorar. La progresiva reducción de las expectativas de la forma y contenido del cambio han devenido en un reforzamiento de la parte progresista del Régimen, los modelos verticales sostenidos por hiper-liderazgos han contribuido al vaciamiento de las estructuras organizativas y los mecanismos colectivos, la ilusión institucional y gobernista nos deja un agotamiento de la fuerza social y de las instituciones populares para la lucha socio-política. En este sentido, la fórmula subalterna de relación y negociación con el PSOE para un gobierno de coalición a escala estatal no parece la mejor para la construcción de un proyecto alternativo. Situar una serie de demandas y políticas concretas en el centro del debate se impone, a nuestro entender, como una tarea primordial en estas semanas para arrancar victorias concretas que mejoren la vida de las clases populares.

En las próximas semanas, desde Anticapitalistas iniciaremos un proceso de reflexión profunda, debatiendo colectivamente entre nuestra militancia y simpatizantes, de forma abierta y ya sin urgencias electorales. También con la gente de los movimientos sociales y las organizaciones aliadas. Somos conscientes de que tenemos que pensar y proyectar una salida creíble para la crisis de las izquierdas transformadoras. Una salida que rompa con la inercia auto-destructiva que se ha ido imponiendo en los últimos años. Sabemos que esto no va a ser fácil: la situación de la izquierda post-15M es la de una derrota de las fuerzas transformadoras y una preponderancia de las fuerzas transformistas en el seno de la izquierda. Necesitamos más organización, y una política unitaria, pero también renovar discursos, repertorios y prácticas políticas ante el evidente agotamiento del ciclo y de nuestras hipótesis. Aún es pronto, en todo caso, para formular recetas pero queda claro que reconstruir la posibilidad de la transformación política desde la lucha es un horizonte más necesario que nunca. Seguir abonando ideas y proyectos más ambiciosos que el simple “mal menor” va a ser imprescindible frente a las urgencias ecosociales que tenemos por delante.

Ni un paso atrás, por tanto: debatir colectivamente, implicarse a tope en las resistencias de nuestras comunidades y de nuestra clase, dialogar y pensar desde la humildad, no encerrarse en la tentación sectaria ni en el oportunismo posibilista, ir armando una nueva posibilidad política con todo el mundo que quiera sumarse. Después de una derrota, toca aprender, nunca rendirse. Si quieres seguir luchando, contamos contigo.

Nafarroa: El cambio entre el retroceso y la ausencia de avances

[ Joserra Loayssa ]

En Navarra hemos vivido una legislatura muy interesante, pero cargada de esperanzas frustradas y decepciones, y en estos momentos ante las nuevas elecciones forales las alternativas de gobierno que se abren son poco ilusionantes. En el 2015 se produjo en la comunidad foral, un hecho largamente esperado, la derecha Navarra que desde 1991, con un breve paréntesis desde el 95 al 97, había gobernado la comunidad con la colaboración del PSN-PSOE, no consiguió revalidar una mayoría suficiente para continuar haciéndolo. Eso significó la posibilidad de una mayoría alternativa formada por fuerzas nacionalistas: Geroa Bai (coalición de la que el PNV es la columna vertebral) y EH-Bildu por un lado y por el otro por fuerzas de Izquierda estatal como IU-IE y Podemos. El apoyo de Podemos quedó garantizado porque en las primarias de esa formación resultó ganadora la candidatura del sector crítico en la que participaba AntiKapitalistak, a pesar de que Iglesias y Errejón presionaron en favor de otra candidatura, partidaria de que Podemos concurriera bajo una marca blanca que evitara el coste electoral de la formación, ante la posibilidad de alianzas con la Izquierda Abertzale. De haber sido así, el cambio de gobierno, el cual se disputó por 154 votos, no habría sido posible.

Las cuatro fuerzas firmaron un pacto de legislatura pero el gobierno quedó en manos de la fuerza del centro derecha nacionalista a pesar de que solo tenía 9 de los 26 escaños. Fueron las condiciones exigidas por la presidenta Uxue Barcos, que adoptando una actitud presidencialista de estilo Carmenista, no permitió participar en el mismo al resto de fuerzas que se situaban a su izquierda, a las que tan sólo se les ofreció nombrar una serie de cargos subalternos, en cuyo mercadeo, la entonces dirección de Podemos se negó a participar, comprometiéndose, en cambio, a un apoyo externo, leal pero exigente del cumplimiento del acuerdo programático.

Pronto se definió un panorama que se ha venido manteniendo hasta el final de la legislatura: Geroa-PNV garantizando que la salida de la derecha Navarra no se tradujera en un cuestionamiento de los intereses de los privilegiados y el empresariado, tanto locales como el ligado a multinacionales. Evitar medidas de fondo en cualquier área fue la prioridad del Gobierno de Geroa-Bai. Por supuesto, se dejo de lado cualquier veleidad rebelde y, por ejemplo, no se adoptó ninguna posición contra la deuda, cuyos intereses siguen condicionando el gasto público de Navarra.

No vamos a hacer un balance detallado de la actuación del gobierno Barcos pero es necesario recordar que en educación se han mantenido los privilegios de la concertada, no se han revertido plenamente los recortes, el continuismo en salud se ha expresado incluso en los equipos gestores y solamente en servicios sociales ha habido un incremento de prestaciones asistenciales substancial. Esto último fue en gran parte por presión de Podemos los primeros años de la legislatura y de Orain Bai (ruptura del sector crítico de éste por la expulsión-purga de la portavoz parlamentaria) con posterioridad. Esta presión se materializó porque existía un margen de maniobra por la relajación de la austeridad desde el 2014. Ese margen de maniobra ha proporcionado a todas las comunidades autónomas la oportunidad de llevar a cabo un incremento del gasto social, incremento que ha tenido lugar, en mayor o menor medida, en todas ellas. En el caso de Navarra se añadían los recursos generados por una reforma fiscal, en gran medida también resultado de la presión de Orain Bai. Una reforma que, no obstante, se ha concentrado en las rentas del trabajo medias y altas, y no en las del ahorro y el capital; de hecho la recaudación por el impuesto de sociedades apenas ha conseguido recaudar cuarenta millones más que la llevada a cabo por gobiernos anteriores y aún hoy supone cinco veces menos que lo obtenido por las rentas del trabajo. Incluso Geroa ha mantenido la desgravación a los planes de pensiones privados aceptando solamente un descenso del máximo desgravable claramente insuficiente. Para valorar la política del gobierno de Geroa-PNV una cuestión muy relevante es el TAV. Barcos, su gobierno y su partido respaldan su construcción, dando continuidad a un modelo de desarrollo que contempla infraestructuras faraónicas. A otro nivel el gobierno del cambio utilizó a la policía para reprimir a Huelguistas en el campo navarro y contra la juventud organizada en torno al centro social ocupado del Gaztetxe Maravillas.

Decíamos al principio que ha sido una legislatura interesante. Sobre todo porque nos ha brindado la insospechada oportunidad de ver a EH-Bildu plegarse, con desmarques verbales parciales, a que Geroa, solo con un diputado más, marcara la agenda del gobierno. Esta subalternización de EH-Bildu ha estado acompañada, asimismo, del conformismo de IU-IE, preocupada sobre todo con su supervivencia organizativa. Ha sido precisamente la actitud crítica de Orain Bai la que ha tensado la cuerda obligando al Gobierno de Barcos a dar algunos pasos positivos, ante un Podemos oficial tan oportunista como dócil.

Aunque el contenido del cambio el Navarra ha sido marcadamente insuficiente, no hay que olvidar que la gestión ha sido limpia y sobre todo que su estilo, cercano, dialogante y abierto, frente al clima sectario y autoritario que mantenía la derecha. Especialmente se ha logrado normalizar el euskera y la cultura euskaldun que había sufrido un acoso continuo con UPN-PP.

Finalmente, señalar que otro de los acontecimientos que han marcado la legislatura 2015-2019 en Navarra, ha estado relacionado con la crisis de Podemos Navarra. Las elecciones al consejo ciudadano del 2017 sin culminar su mandato el consejo anterior, fueron ganadas por solo 28 votos por el sector oficialista, respaldados por Pablo Iglesias y la dirección estatal, con una campaña muy sucia repleta de ataques personales. Eso no resultó obstáculo para que la nueva dirección emprendiera una purga, despidiendo trabajadores e incoando expedientes a diversas personas, entre ellas a Laura Pérez Ruano ex-secretaria general y portavoz parlamentaria. Ese expediente, que está en tribunales, concluyó con su expulsión. Ante ello la mayoría del grupo optó por declararse insumiso y no aceptar las imposiciones de Podemos Navarra. La actividad del grupo insumiso fue obstaculizada a máximo desde la Mesa del Parlamento presidida por Ainhoa Aznárez, miembro de Podemos, incumpliendo incluso el Reglamento de la Cámara y privándole de recursos para ejercer su labor representativa. Sorprendentemente EH-Bildu no se opuso a ese cerco, a pesar de la supuesta cercanía política con el grupo purgado y que éste había sido decisivo para abrir paso al pacto de Podemos con la Izquierda Abertzale, al que también miraba receloso IU en un primer momento.

Ahora, en las próximas elecciones forales nos encontramos ante tres posibles escenarios pero ninguno deseable. Producto del efecto Sánchez y el derrumbe de Podemos, el PSOE puede subir su apoyo electoral. La cuestión será si éste apoya a la derecha, como ha hecho en Navarra siempre que ha tenido ocasión, o se decanta por dejar gobernar a Geroa-PNV con sus socios del cuatripartito. No es descartable tampoco un posible arreglo entre el centro derecha nacionalista y el PSN-PSOE con la colaboración de Podemos; acercamiento que implicaría la salida de EH-Bildu de la coalición, vetado por los socialistas. La tercera posibilidad es una repetición del cuatripartito con Podemos, IU, EH-Bildu y la propia Geroa Bai, que reforzaría su control del gobierno y, por lo tanto, limitaría el alcance del cambio, que seguiría sin acometer las transformaciones estructurales imprescindibles.

La presencia electoral del sector crítico Ahora Navarra Orain Bai fue descartada después de hacer una campaña por una candidatura de Unidad Popular asamblearia y rupturista. Una candidatura que pudiera reilusionar a los sectores juveniles y populares, y plantar cara a la derecha autoritaria, que acude con Ciudadanos dentro de la tradicional coalición PP-UPN, pero también al PSN-PSOE y al centro derecha nacionalista. Una candidatura que hubiera sumado los votos de la izquierda y superar así al PSN y Geroa Bai.

No fue posible, por lo que optamos por no presentar una nueva sigla cuando Podemos e IU acudían separados por razones derivadas del reparto de recursos. No tenemos ninguna confianza en las fuerzas que se presentan, pero siempre dijimos que no contribuiríamos a dividir el voto en estos momentos. Sin embargo, seguiremos apostando por construir una nueva fuerza, Ahora-Navarra Nafarroa Orain, heredera del trabajo realizado durante esta etapa, que pueda ofrecer una alternativa a las clases trabajadoras de Navarra en la calle y en el futuro en próximos procesos electorales.

22-05-2019

Joserra Loayssa es miembro de Ahora Navarra-Nafarroa Orain. Militante de Antikapitalistak

RECONVERSIÓN INDUSTRIAL YA, POR UN FUTURO JUSTO

( Tomado de Naiz)

Se trata de dar una salida, por una parte, al chantaje permanente al que se somete a las trabajadoras cuando se les impone el falso dilema entre empleo o derechos humanos (pues parte del negocio actual de Navantia se basa en la construcción de buques militares).

INTEGRANTES DE ANTIKAPITALISTAK EUSKAL HERRIA Y CAT (COLECTIVOS AUTÓNOMOS DE TRABAJADORES)
2019/05/24

Son tiempos difíciles para la economía vasca, pese al discurso político oficial que nos hace creer que ya salimos de la crisis del 2008. Lo cierto es que los indicadores hablan por sí mismos y la situación de precariedad laboral y existencial de la clase trabajadora solo ha aumentado en estos últimos años. Es preocupante la situación de la industria vasca en tanto que en esta última década ha sufrido un gran receso, siendo el número de personas empleadas de 42.200 menos (“Análisis de Coyuntura Nº137”, Febrero 2019, Manu Robles-Arangiz Institutua).

En este sentido, uno de los ejemplos más mediáticos de este último año ha sido la de los astilleros de La Naval de Sestao. Tras su privatización en 2006, la mala gestión en manos privadas ha llevado recientemente a su cierre. Un cierre que afecta a alrededor de 4.000 personas entre trabajadores del astillero y de las empresas que trabajan directamente en torno a ella, dejando así una comarca económicamente y socialmente desolada.

Las administraciones públicas vascas –lideradas por el PNV– y las del Estado –lideradas por PP y PSOE– no se han implicado en garantizar una solución que dé salida a una infraestructura y un know how bien establecidos en la comarca. Con un esfuerzo mínimo por su parte, se podría haber realizado un estudio serio de reconversión industrial de los astilleros a actividades que garantizarían un empleo digno y estable para la comarca, al mismo tiempo que contribuirían a la sostenibilidad real del medio ambiente y, al fin y al cabo, de la vida.

Esta misma semana, se ha publicado un estudio realizado por la Universidad de Cádiz y Autonomía Sur que, junto a 123 propuestas elaboradas por la ciudadanía y colectivos sindicales y ecologistas locales, propone una reindustrialización y diversificación de los astilleros de Navantia y de la Bahía de Cádiz (“Horizonte Bahía. Transición a un empleo ecosocial”). Se trata de dar una salida, por una parte, al chantaje permanente al que se somete a las trabajadoras cuando se les impone el falso dilema entre empleo o derechos humanos (pues parte del negocio actual de Navantia se basa en la construcción de buques militares); un chantaje del que son máximos responsables el PP y el PSOE que se sirven del conflicto para sacar rédito político. Por otra parte, se propone dar una salida productiva a los astilleros aprovechándose de su infraestructura y del know how así como de los recursos naturales marítimos de la bahía, y de proyectar un futuro al que debemos transitar y en el que se necesitará producir energía de fuentes renovables y de proximidad, reciclar de una manera limpia todos los materiales, incluidos los buques, y en el que el aprovechamiento de los recursos naturales locales tomará mayor relevancia.

Mientras tanto, nuestros dirigentes se intentarán lavar la cara o, lo que es lo mismo, hacer un poco de greenwashing, haciéndose la foto en conferencias internacionales como la recientemente celebrada en Donostia «Change the Change». Conferencia, por cierto, que tenía como principal patrocinador a Iberdrola y como impulsoras a Red Eléctrica de España, BBVA y FCC. Mientras que los científicos y expertas internacionales del panel intergubernamental del IPCC ponen la voz de alarma sobre el cambio climático y nos alertan de las medidas a tomar, nuestras administraciones siguen empecinadas en patrocinar e impulsar megaproyectos como el Tren de Alta Velocidad, las incineradoras, la ampliación de numerosas infraestructuras, las autopistas eléctricas, etc.

Nos encontramos ante una gran crisis ecosocial que requiere/exige transformar el modelo socioeconómico actual para que dejemos de explotar el trabajo y la naturaleza, y planteemos alternativas justas para las clases populares y el medio natural que nos sustenta. Esta transformación vendrá de la mano de personas valientes con capacidad de reconocer el momento actual y movilizar los recursos necesarios para que el cambio se pueda dar. Desafortunadamente, con el cierre de La Naval, las administraciones públicas vascas y españolas, una vez más, han demostrado su falta de miras y han perdido la gran oportunidad de dar un paso hacia adelante en proyectar un futuro al que debe transitar nuestra sociedad ante esta gran crisis ecosocial.