2020ko urtarrila
Berriro ere, eta 2020. urtearen hasierarekin bateginez, Erdialdeko Ameriketako eta Haitiko jendeanitzek osatutako karabana berriro migratze prozesua abian jarri dute beren bizitza salbatzeko.
Oraingo honetan, hartu duen izena ‘Etsipenaren Karabana’.
Europatik eta ezer egin gabe, lekukoak gara nola Mexiko Estatu Batuen agindu bidez, Trumpek
iragarri eta eraiki ez zuen harresia bihurtzen ari dela, erantzukizuna besteen gainean behartuz. Eta oraintxe bertan mugarik bortitzena Mexiko Erdialdeko Amerikarekin lotzen duena da, eta hortxe dago karabanaren parte hartzen duten pertsonak geldiarazten.  Ez da lehenengo aldia hori gertatzen
dena: hain zuzen ere, dagoeneko azken urteetan hainbat karabana antolatu dira, baina hau berriena izanik honen aurrean ezin dugu galdera hau saihestu: Zenbat denbora gaude besteen mina jasateko prest?
PorHori dela eta, Euskal Herriko hainbat erakunde, alderdi politiko, sindikatu eta GGKEko eragileok honako hau egiten jarraitzen behar dugu:
– Nazioarteko instituzioen pasibotasuna salatu Latinoamerikako hainbat herrialdetan gertatzen ari den indarkeria egoeraren aurrean, lekualdaketa eta hilketa kausa zuzena baita.
– Migrazioari buruzko nazioarteko erreferentziako tresnetan jasotako aurrekariak ezartzea aldarrikatu; hala nola, Genevako Hitzarmena, batez ere jendea bere bizitza salbatzeko asmoarekin migratzen denean.
– Internazionalismoarekin bat eginez, jendearen sentimendua praktika bihurtzen duena, arazo globalen aurrean gizarte antolaketaren oinarria izanik.


Enero, 2020
Una vez más y coincidiendo con el inicio del 2020, una Caravana compuesta por una amplia diversidad de personas originarias de Centroamérica y Haití vuelven a iniciar un proceso migratorio con la finalidad de salvar sus propias vidas. En esta ocasión, el nombre que ha tomado es el de la ‘Caravana de la Desesperación’.
Desde Europa atendemos pasivamente a cómo por dictamen de Estados Unidos, México se está convirtiendo en el muro que Trump anunció y no construyó, pero sí logró externalizar. Y ahora mismo la frontera más violenta es aquella que une México con Centroamérica, y es allí donde siguen paralizadas las personas que forman parte de la Caravana. No es la primera vez que ocurre, de hecho, ya son varias las caravanas que se han ido organizando en los últimos años, pero sí es la más reciente y frente a ello no podemos evitar repetirnos la pregunta: ¿hasta cuándo estamos dispuestas a ceder ante el dolor de las demás?
Por ello, desde las diferentes organizaciones,
partidos políticos, sindicatos y ONGD’s de Euskal Herria vemos necesario seguir:
– Denunciando la pasividad de las instituciones internacionales frente a la situación de violencia que se está dando en diferentes países de América Latina, causa directa de los desplazamientos y asesinatos de la población.
– Reivindicando la implementación de los preceptos recogidos en los instrumentos internacionales de referencia en materia migratoria, como la Convención de Ginebra, más aún cuando la gente migra por salvar la propia vida
– Llamando al internacionalismo como el sentir de los pueblos y la base para la organización social frente a problemas globales.

Share This