(Hassane Saadoun)
Partidos políticos, asociaciones y personalidades nacionales se han reunido este miércoles 26 de junio en la sede del RCD en Argel para discutir sobre la situación política del país y encontrar una salida favorable a la revuelta actual.

Partidos como el FFS, el RCD, el PT, el MDS, el PST, ONGs como la LADDH y personalidades nacionales como Djamel Zenati ha tomado parte en la reunión. Han salido de ella con un documento que explicitaba las condiciones sin las que “ninguna negociación y ninguna transición democrática son posibles”.

Según el comunicado que ha sancionado la reunión, la primera de estas condiciones es la “liberación inmediata de todas las personas detenidas políticas y de opinión”. Para emprender el diálogo, las y los participantes exigen igualmente “la liberación del campo político y mediático” y “que se acabe inmediatamente con los acosos judiciales y las amenazas contra las y los ciudadanos, militantes de partidos políticos y sus organizaciones, del movimiento asociativo, sindicalistas, militantes de los derechos humanos, periodistas, etc.”.

La última condición planteada por los partidos, asociaciones y personalidades políticas de la oposición democrática: “La detención inmediata de la liquidación de las riquezas nacionales y la recuperación de los bienes expoliados”.

Las y los participantes defienden “la organización de un período de transición que reúna los medios políticos para la expresión de una verdadera soberanía del pueblo y la edificación de un Estado de derecho”. Este último deberá estar basado, entre otras cosas, en la independencia de la justicia, la separación y el equilibrio de los poderes, la no utilización de la religión, del patrimonio y de los símbolos de la nación para fines políticos, la igualdad en derechos entre los hombres y las mujeres, así como en el respeto de todos los pluralismos.

Los partidos, asociaciones y personalidades que han tomado parte en la reunión han dibujado un cuadro de la situación política. Han estimado en particular que hoy “el poder real está asumido y ejercido por entero por el estado mayor del ejército”.

“La organización de unas elecciones presidenciales en el marco del sistema actual solo servirá para su regeneración”, estiman las y los participantes que han subrayado igualmente “la necesidad de preservar el carácter pacífico, unitario y nacional del movimiento popular con el objetivo de instaurar un proceso constituyente soberano que tenga en cuenta las aspiraciones democráticas y sociales de la inmensa mayoría del pueblo”.

Frente a la protesta, “formidable demostración de las fuerzas populares”, los partidos y asociaciones denuncian que “el poder multiplica las maniobras con la única esperanza de hacer fracasar esta ola ciudadana e impedir toda alternativa política creíble para un cambio democrático radical”.

La prohibición del emblema amazigh en las manifestaciones y la “judicialización de la acción política” han estado también en el orden del día de la reunión. Constituyen “derivas” contra las que las y los participantes en la misma han puesto en guardia, estimando que “intentan sembrar la división, el miedo y la confusión”.

26/06/2019

https://www.tsa-algerie.com/des-partis-des-sociations-et-des-personnalites-devoilent-leur-pacte-politique-pour-une-veritable-transition-democratique/


Las y los abajo firmantes, partidos políticos, personalidades y representantes de la sociedad civil que militan por la soberanía popular y la alternativa democrática, reunidos el 26 de junio de 2019 en Argel, saludamos la movilización y la determinación del pueblo argelino, más que nunca decidido a imponer pacíficamente un cambio radical del sistema autoritario.
Hemos subrayado la necesidad de preservar el carácter pacífico, unitario y nacional del movimiento popular con el objetivo de instaurar un proceso constituyente soberano que tenga en cuenta las aspiraciones democráticas y sociales de la inmensa mayoría del pueblo.

Consideramos que la organización de unas elecciones presidenciales en el marco del sistema actual solo servirá para su regeneración.

El carácter pacífico y unitario de las manifestaciones es la expresión de la madurez política de la población, es igualmente la cristalización de las luchas contra un sistema liberticida y antisocial que persiste en la negación del derecho y de la democracia y que ha desviado las aspiraciones del pueblo argelino desde la independencia del país.

Frente a esta formidable demostración de las fuerzas populares, el poder multiplica las maniobras con la única esperanza de hacer fracasar esta ola ciudadana e impedir toda alternativa política creíble para un cambio democrático radical.

Hoy el poder real está asumido y ejercido por entero por el estado mayor del ejéricto.

La prohibición del emblema amazigh en las manifestaciones públicas y la judicialización de la acción política son pruebas suplementarias de lo anterior.

Denunciamos y ponemos en guardia contra tales derivas que intentan sembrar la división, el miedo y la confusión.

La mayoría del pueblo argelino ha salido de su silencio, se ha expresado a favor de un cambio del sistema para instaurar un estado de derecho democrático y social.

– Ninguna negociación y ninguna transición democráticas son posibles sin:

– La liberación inmediata de todas las personas detenidas y de opinión.

– La liberación del campo político y mediático.

– La detención inmediata de los acosos judiciales y de las amenazas contra las y los ciudadanos, militantes de partidos políticos y de sus organizaciones, del movimiento asociativo, sindicalistas, militantes de derechos humanos, periodistas…

– La detención inmediata de la liquidación de las riquezas nacionales y la recuperación de los bienes expoliados.

Esto pasa por la organización de un período de transición que reúna los medios políticos para la expresión de una verdadera soberanía del pueblo y la edificación de un Estado de derecho democrático basado en:

– La Independencia de la justicia

– La separación y el equilibrio de los poderes

– La no utilización de la religión, del patrimonio y de los símbolos de la Nación para fines políticos

– La igualdad en derechos entre hombres y mujeres

– La no utilización de la violencia para la conquista y el ejercicio del poder

– El derecho de asociación y el derecho de organización sindical sometidos solo al régimen declarativo.

– El derecho de reunión, de organización y de manifestación.

– La garantía por el Estado de los derecho sociales y económicos fundamentales de las y los ciudadanos.

– La consagración de las libertades individuales y colectivas, sindicales y el derecho de huelga

– La soberanía popular sobre las riquezas naturales de la nación.

– La consagración del papel del Estado en la dirección del desarrollo nacional y la lucha contra las desigualdades socioeconómicas y la pobreza.

– El respeto de todos los pluralismos

Las y los participantes están determinados a trabajar en un marco unitario abierto a todas las fuerzas que se reconocen en la alternativa democrática para permitir al pueblo argelino recobrar toda su soberanía.

Expresamos nuestra solidaridad indefectible con los pueblos que luchan por su libertad y su soberanía en todo el mundo.

Viva Argelia libre y democrática

Gloria a nuestros mártires

Argel, 26/06/2019