( Vía ELA)
Las camareras de pisos de los hoteles NH Villa de Bilbao y Barceló estaban en huelga desde el pasado día 2 de noviembre, demandando la mejora de sus condiciones de trabajo. Sus salarios se regían por el convenio de empresa estatal del Grupo Constant.

En el caso de las camareras de pisos del hotel Barceló Bilbao Nervión el personal percibía 2,5 euros por habitación limpiada (800 euros mensuales, pagas extras incluidas); sus contratos estaban celebrados en fraude de ley, siendo la mayoría de ellos eventuales, y las ratios que deben realizar eran abusivos. Una situación de auténtica explotación laboral.

En el caso del NH, los salarios, tras un conflicto que tuvo lugar hace más de 2 años, ascendían a 13.000 euros brutos.

El pasado 12 de diciembre la plantilla de la subcontrata del NH Villa de Bilbao puso fin a la huelga al llegar a un acuerdo con la empresa, por el que sus salarios van a verse incrementados en el 2019 en un 30% (17.500 euros anuales), llegando a la aplicación íntegra del convenio de hostelería en el año 2020 (alrededor de 20.000 euros); es decir, tras la huelga y en el plazo de 13 meses sus salarios se van a ver incrementados en un 48%, además de la aplicación de todas las condiciones laborales recogidas en el convenio provincial de hostelería.

En el caso de las camareras de piso del hotel Barceló Bilbao Nervión, el incremento para el año 2019 será del 30% (17.500 euros), para 2020 de 18.500 euros, y para 2021 se aplicará el convenio de hostelería en su integridad, situándose sus salarios por encima de los 20.000 euros anuales.

Además la empresa procederá a la readmisión del personal que durante la huelga hubiera sido despedido o cuyos contratos hubieran finalizado, y para el resto del personal eventual se creará una bolsa de trabajo con preferencia de contratación.

En ambos hoteles, la empresa Constant presentará un calendario laboral con los turnos de trabajo, libranzas, días de vacaciones y festivos con el fin de evitar las prolongaciones de jornada que se venían realizando de manera irreular y sin contraprestación alguna.

Con la firma del presente acuerdo la plantilla del Barceló Bilbao Nervión procederá a la desconvocatoria de la huelga y volverá a sus puestos de trabajo el próximo día 19 de diciembre.

ELA, que ha acompañado a estas personas en el conflicto, felicita a las plantillas subcontratadas de ambos hoteles por haber peleado por dignificar sus condiciones de trabajo y poner fin a la situación de explotación que venían padeciendo. El principal objetivo de la acción de ELA es la lucha contra la precariedad laboral; una vez más podemos decir que, a pesar de todas las adversidades vividas en este conflicto, luchar merece la pena.